A FUEGO LENTO Metamorfosis inversa

A FUEGO LENTO Metamorfosis  inversa

 

 “Es extraña la ligereza con que los malvados
creen que todo les saldrá bien
”.
 VICTOR HUGO

 

EN EL DENSO ENTRAMADO de la política nacional, existe en las entidades federativas  de nuestra República el sentimiento de que lograr un  cargo de elección popular en las lides tan escabrosas de esta actividad humana, se convierte en gran éxito en el proyecto de trascender que motiva buscar nuevas metas hasta escalar el sueño supremo de todo provinciano: ¡Ser gobernador de su estado!

 

 Photoshop2En las viejas reglas no escritas, se tenía que transitar desde la  regiduría en un ayuntamiento, a la diputación local, a la presidencia municipal, a la diputación federal y a la  senaduría, para lograr la cumbre que significaba la nominación a la gobernación estatal, todo un rito que se imponía con religioso misticismo y férrea disciplina.
Las cosas fueron cambiando radicalmente y ante la pérdida de honor en el ejercicio político y la militancia recompensada, las deslealtades al sistema,  la degeneración institucional y el arribo de la tecnocracia neoliberal convirtieron la preciada oportunidad de servir con cierto grado de probidad y -como recientemente declarara un aspirante municipal  a ser nuevamente electo, “robando solamente un poquito”- en una ruin rebatiña.
La metamorfosis se dio más de forma que de fondo y respondiendo presiones externas con torvos maquillajes a la Dictadura Perfecta del PRI con la genial simulación de la pluralidad embustera y camuflaje de un cambio que no cambia nada.
PetroleoDespués de la  concertacesión  en 1989  a favor del PAN  en Baja California, favoreciendo a  Ernesto Ruffo Appel (nacido el 25 de junio de 1952 en San Diego California Estados Unidos), las cosas cambiaron radicalmente entre la militancia leal al partido gobernante  y su líder.
Con Carlos Salinas,  el PRI y PAN  lograron una empatía  nunca imaginada por los padres fundadores del partido de “la gente decente”,  para contrarrestar la crisis electoral de 1988 -marcada con “la caída” del sistema de cómputo-, resultado de la ineptitud de Miguel de la Madrid y el fracaso de su política económica, y los efectos colaterales del sismo de 1985.

En Campeche no pasa nada; nunca pasa nada

 Parece que  estamos atrapados en el inmovilismo o satisfechos con la  inercia que nos otorga migajas de progreso como una limosna de una clase política abyecta, zalamera, ladina, acomodaticia  y cortoplacista.
Los niveles de degradación, empatados con la sorprendente tolerancia centralista de los presidentes de la República, han llegado a su grado superlativo con la actual administración de Fernando Ortega Bernés,  “político” de vertiginosa trayectoria bajo el manto protector del grupo dominante de los hermanos Antonio y Jorge Luis González Curi, la anuencia  del poderoso  PRIAN-Clan Mouriño,   sus nuevas alianzas con las corrientes afines de Andrés Manuel López Obrador y su adelantada candidata al gobierno, la senadora Layda Sansores San Román, quien se muestra dulce y colaboracionista con el gobierno colapsado de Ortega Bernés.
 Los  excesos de gestión personal de Ortega Bernés traspasan la discreción, la privacidad y el pudor, para trascender en licenciosa conducta desenfrenada inédita en Campeche.
Desde el inicio de su administración se ganó primeras planas con actos realmente sorprendentes, como el bochornoso Photoshop  en octubre de 2009, que causó revuelo con la publicación  de una fotografía donde se pretendía engañar a todos los mexicanos, colocando al gobernador acompañando al entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa,  junto con el presidente de Guatemala.
Toda la prensa nacional e internacional dio relevancia al intento embustero de un gobierno que iniciaba con estas prácticas de mentiras, mientras el propio Ortega Bernés reconocía la autoría de la imagen manipulada, culpando a su Oficina de Comunicación Social de ese descarado desliz.
Busto de Mouriño derribado.

Busto de Mouriño derribado.

“Fue una determinación de la Oficina de Comunicación Social. Lo lamento profundamente. Por lo que corresponde, ofrezco una disculpa sobre todo por la tergiversación  de algo que desde luego no es más que producto de una decisión torpe (sic) que lamento profundamente”, declaró falsamente arrepentido.
Layda

Layda

La presión de las críticas y de la propia presidencia de Felipe Calderón generó la salida del chivo expiatorio Juan Fernando Estrada Abreu,  quien se mantuvo a mediano perfil dentro de la administración hasta que al finalizar el gobierno de Fecal fue reinstalado en el mismo puesto, lo que confirmaría que el embustero de la foto maniobrada no fue quien la publicó, sino quien la ordenó.
Las vicisitudes no terminan en simples truqueadas de fotografías, sino que llegan al grado superlativo de convertirse,  de un feroz crítico de los “siervos al servicio de los españoles en Campeche”, en frenético promotor de la construcción de un busto en el Paseo de Los Héroes en la capital campechana y una avenida playera en Isla del Carmen al fallecido “amigo entrañable e insustituible” Juan Camilo Mouriño Terrazo  “para rendir permanente tributo a su legado”.
Sin el mínimo respeto a la memoria de Miguel Hidalgo, José María Morelos, Vicente Guerrero, Benito Juárez, Venustiano Carranza, Francisco I. Madero y Emiliano Zapata, el 4 de noviembre del 2009, a un año del “accidente” de Juan Camilo, las estatuas de estos próceres quedaron mirando hacia arriba como en reverencia al extinto madrileño, mientras que, emocionada, Margarita Zavala actuaba el papel de doliente.
Ortega Bernés gimoteó: “Nos convoca el recuerdo de un campechano que se distinguió por  si visión política, por sus convicciones democráticas y por sus buenos servicios a la sociedad. Mouriño representó muchos valores  importantes en la vida cívica local y nacional. Fue un ejemplo del valor que la juventud le imprime a la política cuando participas activamente en ella con decisión, inteligencia y tenacidad, el valor de la firmeza ideológica  ante cualquier eventualidad  o adversidad; el valor de la lealtad a los principios democráticos, como condición indispensable para la estabilidad política valores que hicieron de Juan Camilo Mouriño, un buen hijo de Campeche”. No se mordió la lengua el orador.
Detrás de este panegírico, se escondía la maligna intención de generar una reacción deliberada para que grupos sociales opositores mostraran repudio, que encomendó a simpatizantes de Convergencia y a Layda Sansores San Román, azuzando a los asistentes a derribar el busto de Juan Camilo, misión que cumplió la turba debidamente aleccionada.
Fernando Ortega Bernés

Fernando Ortega Bernés, el mentiroso del Photoshop

En esa obscena maniobra, el gobernador pretendió comprometer a quien esto escribe. ¿Qué les hacía pensar al mandatario y a su  soberbio y patán secretario de Gobierno (hoy convertido en Rey Midas aldeano)  que podrían mandarme a ser  ejecutor de esa ridícula y aberrante mezquindad?
Aquel 20 de noviembre comprendí que nos habíamos equivocado cuando apoyamos el proyecto -presuntamente humanista y de probidad integral- de Fernando Ortega Bernés.
Para poner las cosas en su nivel, basta citar que durante la inauguración de la carretera (inconclusa y con observaciones de sobregiros en costos de la Auditoria Superior de la Federación) Campeche-Mérida,  en noviembre del 2012, días antes de su salida del gobierno, Felipe Calderón no perdió la oportunidad de ridiculizar al gobernador, a quien que le resultó imposible participar en la carrera Gran Fondo Reto Maya  175 kilómetros, en la que el Presidente recorrió con sus acompañantes supuestamente 75 kilómetros expectorando risas burlonas contra el Ejecutivo campechano, incapaz de manejar una bicicleta deportiva.
Días después de la salida de Fecal,   el 14 de diciembre del 2012 el monumento de Juan Camilo fue derribado, y hoy el mismo terreno sirve de espacio para el monumento a la madre -recientemente construido con materiales de primera calidad-  donde se representan eventos solemnes cada 10 de mayo. ¿Así o más perverso?

 

 Correo electrónico: afuegolento.epcc@gmail.com

Latest posts by Enrique Pastor Cruz Carranza (see all)


Related Articles

Verano dinámico de Unacar

  Aunque aparentemente lúdica, la agenda de verano de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar) proyecta el sentido esencial de

“La multinacional gallega Hidralia amenaza los territorios indígenas de Barillas”

MICAELA ANTONIO GONZÁLEZ, DEL MOVIMIENTO SOCIEDAD CIVIL DE SANTA CRUZ DE BARILLAS (GUATEMALA):    LA TRASNACIONAL ESPAÑOLA Hidralia (con sede

Marcha la Universidad Autónoma de Sinaloa hacia su consolidación integral

  EL PRIMER RECONOCIMIENTO  -el más tangible- que tiene la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), surge de la confianza que