Día de la Marina, los buques del nacionalismo

Día de la Marina, los buques del nacionalismo

DESDE LA BUROCRACIA, MUCHO RUIDO Y POCA NUECES

 

EN JUNIO PRIMERO CELEBRAMOS  el Día de la   Marina, una fecha más en la efeméride nacional, para recapitular sobre la ruta que lleva  ese viejo y deteriorado buque sobre que el que navega  la Marina mexicana: La naval y la mercante.

 

 

 

Franklin D. Roosevelt y Manuel Avila Camacho en Monterrey.

Franklin D. Roosevelt y Manuel Avila Camacho en Monterrey.

Por eso, el general Manuel Ávila Camacho, en 1942,  reconociendo  la labor de la gente de mar, estableció esa celebración, sin  distingos. Sólo así: Día de la Marina.
Y es que,  en la fecha,  por costumbre histórica se enfatizan los temas coyunturales del momento. Se proclama las aspiraciones de un futuro que se ve turbulento ante las fuerzas de una economía que no crece como se quisiera.  Se lanzan ofrendas al mar por los caídos, desafortunadamente muchos por la voracidad de algunos armadores que colocan a los marinos mercantes en situaciones de alto riesgo sin las previsiones ni el equipo apropiado ni lo avituallamientos de la accidentada navegación.
El caso de Oceanografía es sólo una muestra de la vasta  cauda de irregularidades toleradas. Total, con  una multa de ochenta millones se resuelve todo después de haber ganado miles de millones. La corrupción navega viento en popa,
Oceanografía.

Oceanografía.

Pero, sepa usted que,  más allá del vasto horizonte, aún hay buques que navegan solo con lo indispensable para sobrevivir, con tripulaciones explotadas por las empresas  de outsourcing que, cuando bajan a tierra, en vez de paga se encuentran con la promesa de que más adelante se les retribuirá.
Eso, en el mejor de los casos. En otros, las empresas simplemente  desaparecen sin dejar el menor rastro. Hay que reconocer, lo que sea de cada quien, operan honrados armadores que se han quedado bajo la bandera mexicana a dar la pelea por lo nacional.
Hay mucho que hacer, sin duda, pero el factor clave seguirá siendo la asignación de recursos. Que las proclamas se traduzcan en más presupuesto a la Marina Mercante y revertir los años de la indiferencia foxista y calderonista.
Pedro Pablo Cepeda, director general de la marina mercante

Pedro Pablo Cepeda, director general
de la marina mercante

Así es, caro lector. El concepto Marina Mercante no es simplista. Se diferencia de lo que  es la flota Mercante, pues el primero abarca cuatro motores fundamentales que, según el rumbo o puerto al que se quiera llegar, se le inyecta mas combustible. Se aceleran desde el puente de mando.
El timón lo tiene el gobierno federal,  pero el cuerpo de la nave son los armadores que, como un duro casco, resisten las tormentas de la competencia  con incentivos fiscales, con políticas públicas concretas que  motiven   a todos los actores de la gran industria, que es la marítima, compuesta por esos cuatro impulsores: 1) La industria de la construcción naval, 2) el mercado de fletes, 3) el mercado de buques de segunda, y 4) el reciclado de buques.
Así pues,  si una Nación quiere  su independencia, en primera instancia debe construir sus buques, participar en su tráfico comercial con barcos nacionales; regular la compraventa de segunda mano y evitar que sus puertos se conviertan en reducto de la contaminación con el chatarreo de las viejas naves.

La Conferencia Hemisférica de Logística e Innovación, uno de los pendientes 

Para ser un país marítimo, se debe impulsar la creatividad de las próximas generaciones, y para eso organizar foros internacionales que nos permiten ver hacia otra parte del mundo; el intercambio de ideas. ¿Qué no se machaca a cada rato que estamos en la era del conocimiento?
El fraude de Oceanografía.

El fraude de Oceanografía.

En ese tenor, le comento que durante  mi reciente estancia en Washington, DC., en foro auspiciado por la Organización Estados Americanos (OEA),  en los intermedios se comentó que nuestro país había quedado muy formal de organizar  en 2014 la segunda Cumbre Hemisférica sobre Innovación y Logística  Portuaria, y que no se sabía nada al respecto.
A estas alturas del año, se ve difícil que se concrete. La inseguridad en algunos puertos ha matado la iniciativa de traer más del mundo a México.
Y es que en esos foros es donde uno se entera de los últimos avances; de hacia dónde se está moviendo esta industria dominada por entero por los armadores, que son los que marcan la pauta
¿Sabía usted que ya hay toda un estrategia a nivel global de transitar de buques de combustóleo y diésel, a los de  gas natural? Pero si usted pregunta a Pemex qué sabe al respecto, sería interesante escuchar a ver qué le dicen.
¿Qué no se supone que los puertos de un país – si se quiere que los buques establezcan rutas que lo comuniquen con el mundo-,  deben garantizar el abasto para el retorno.  Ya hasta los países del Caribe lo ven como un gran negocio, mientras aquí no salen ni las leyes secundarias de la dichosa reforma energética, en las que se  vive un gran conflicto, que puede dar un duro golpe al tráfico de cabotaje.

 

El Coahuila, Buque tripulado por Don Luis G Priego, quien fuera Director de la Escuela Náutica de  Tampico, y en honor se le pusiera el nombre que actualmente ostenta. Zarpó también como parte de aquella flota.

El Coahuila, Buque tripulado por Don Luis G Priego, quien fuera Director de la Escuela Náutica de Tampico, y en honor se le pusiera el nombre que actualmente ostenta. Zarpó también como parte de aquella flota.

Le doy datos: En fecha reciente, nos reunimos un grupo de marinos con gente de la Secretaría de Comunicaciones y  Transporte, y en ese tema le cuento que el diputado Germán Pacheco ha sido el catalizador de muchas inquietudes; incluso para salvar al resto de los capitanes de puerto de ser desplazados en esta era de la inseguridad por los mandos navales que viven el desencanto de saber cuanto gana un Capitán de Puerto –la mitad que un alto mando naval que ostenta una responsabilidad equivalente. Hay inconformidad manifiesta.
Pero volviendo al tema del cabotaje. Comenta Pacheco: Se está negociando,  pero hay temor de los navieros de que se filtre la liberación en las leyes complementarias. En la de inversión extranjera, en lo particular, y la lucha la está dando Juan Pablo Vega Arriaga. como presidente del Consejo Mexicano del Transporte. (COMET). Se teme que la  nublada visión de la Secretaría de Hacienda se imponga. Sería un desastre para los marinos.
 Es lo único que queda. A menos que se promueve el short Sea Shipping (Navegación de corta distancia, de los cual sólo nos acordamos en tiempos de huracanes, en razón de que alguna zona quede incomunicada.)
Y es que el tema de la suplencia en las capitanías ha llevado a la confrontación a la misma Secretaría de Gobernación para que, en razón de que, para llegar ahí, se requieren muchos conocimientos técnicos.
Juan Pablo Vega Arriga, derecha, en la firma de un contrato.

Juan Pablo Vega Arriga, derecha, en la firma de un contrato.

En busca de la reconciliación,  el director de Marina Mercante, Pedro Pablo Zepeda, está promoviendo encuentros, pero la situación de esta inseguridad no le ayuda. Según cometan la gente de la SCT, se está por acotar responsabilidades: Que se respeten las competencias.
Al respecto, me decía en Washington gente de la Prefectura Naval de Argentina: Nosotros lo establecimos en la Ley; aquí termina tu autoridad, e inicia la mía. Creo que debemos ir en ese rumbo.
Pero es Día de la Marina. No agüemos la fiesta con estas “pequeñeces”; sólo recordemos que es un día que encierra una paradoja, pues sólo lo podemos celebrar los que estamos en tierra; mientras que los protagonistas, en su buque, quizá en estos momentos operan la logística de la Sonda de Campeche. Único reducto de la flota offshore.
Pero, tal vez,  en medio de una de tantas celebraciones  que se organizan en los puertos, algún verdadero marino, después del brindis, se hará las siguientes preguntas: ¿Cuando se comprará un nuevo buque escuela? ¿Cuándo se iniciará algún proyecto para retornar  al tráfico de altura? ¿Cuándo se firmará el Convenio sobre Trabajo Marítimo? ¿Cuándo se restituirá la práctica del cabotaje?
O bien, se escuche en alguna mesa: ¡Oigan, ¿no que se iba a convertir las escuelas náuticas en universidades marítimas? O Bien se pregunten, ¿cuándo se publicará el Reglamento de la Ley de Navegación?
O bien, inquiete a los presentes interrogando a sus interlocutores con un suspiro evocador: ¿Te acuerdas cuando navegamos a Brasil  en los buques de Pemex . Cuando se vendía el petróleo en buques mexicanos; cundo había puertos con tarifas que fomentaban el cabotaje;  cuando desde las leyes se imponían incentivos fiscales y financieros: cuando se premiaba a los armadores que construían buques en México?

Marina Armada de México.El Capitán Manuel Aceituno, marino entre los marinos 

Pero, mire, para sumergirnos en la nostalgia que trae consigo el Día de la Marina, visité en su domicilio al capitán Manuel  Aceituno Rodríguez.  Hablar con él, es como bucea en la memoria histórica de la flota mercante nacional. Capitán de Puerto jubilado, experto en salvamento marítimo, superintendente de  Seguridad Marítima de Pemex.   Es un hombre modesto, que habla poco de sus logros, aunque todo el marino los conoce.
Su casa refleja en cada uno de los detalles su amor por la profesión. Atesora recuerdos de muchos Días de la Marina organizados como funcionario de Pemex; otros, como capitán de puerto. En una pared, está el testimonio con carteles. Guarda de su padre la  veneración y el respeto que un marino le puede  a otro marino.
Atesora los recuerdos de  don Manuel  Aceituno Martínez: Su gorra, sus fotos. Son la memoria de su andanzas  por lo tiempos Guerra en los buques petroleros. Cuando los capitanes, primeros oficiales y telegrafistas eran gente de la Marina de Guerra.
Me cuenta: Mi padre fue un hombre que se hizo en la práctica. Es más,  por sus méritos y experiencia,  el país les otorgó  un diploma.  Su amado Veracruz le reconoce en una calle, por haber participado en la defensa histórica de 1914, cuando por la invasión norteamericana se convocó a los pobladores a defender el puerto.  Lo hizo oficial mercante y participaba como sinodal en los exámenes profesionales de las nuevas generaciones.
Barco Gdynia navegando bajo bandera mexicana.

Barco Gdynia navegando bajo bandera mexicana.

Y sí, llevados por la magia de la imagen virtual, vemos fotos de viejos buques; de alguno de los que partieron el Primero de Junio de 1917, cuando entró el vigor el artículo 32 constitucional.  Pero Manuel Aceituno Rodríguez sueña cristalizar sus aspiraciones históricas. Desea  que todo el material que guarda pueda exhibirse algún día en un Museo Marítimo; uno de verdad que surja de la clase  marinera. No en el ámbito de la política.
Me cuenta la historia de los buques de la marina que zarparon un Primero de Junio  para dar cumplimiento al mandato. Aquí esta el Tabasco –mira. Este barco fue uno de los que zarparon. En ese me hice novio de Lichita, mi esposa. Fue aquí, en Tampico, cuando era tercer oficial.
Me regala las fotos de este reportaje. ¡Llévate lo que necesites. Conservar la Marina  será tarea de los que queden. Nosotros, los viejos, ya mero nos vamos.  Ve el tiempo de los ochenta años, ya cercanos.
Pero este Primero de Junio, recordemos hoy al capitán José del Carmen Solís, quien iba al mando delMéxico; a Armando  Azcorve, del Coahuila; a don  Luis G. Pliego, del Tamaulipas; a Luis Hurtado de Mendoza, del Sonora; a don Agustín Cendrero, del Jalisco; al capitán Alberto Pawling, del Tehuantepec: a  Rafael Izaguirre Castañares, del Tabasco, y  a  Agustín Guillén, del Puebla.
Debemos mucho a su tesón que los mantiene en la memoria de los marinos mexicanos. Tal vez, en algún lugar del Universo, estén cantando: … Y nosotros los pobres marinos/ hemos hecho un barquito de vela/ pa`vivir en el fondo del mar/ pues ya no se puede vivir en la tierra… ¡Feliz Día de la Marina, a mercantes y navales!

Related Articles

CONVOCATORIA XLIV CERTAMEN NACIONAL E INTERNACIONAL DE PERIODISMO

About Latest Posts Hugo Sergio Gómez Latest posts by Hugo Sergio Gómez (see all) Las plataformas petroleras ,sobre laestela de

“La multinacional gallega Hidralia amenaza los territorios indígenas de Barillas”

MICAELA ANTONIO GONZÁLEZ, DEL MOVIMIENTO SOCIEDAD CIVIL DE SANTA CRUZ DE BARILLAS (GUATEMALA):    LA TRASNACIONAL ESPAÑOLA Hidralia (con sede

Faltan ideas, talento y brújula

Al compás de las torpezas y mentiras con que la clase gobernante quiere mover a México, se hunde más el