BUHEDERA

BUHEDERA

 

La Peña

 

ME SENTÍ COMO en un cuento de Henry James. Por lo ambiguo, digo. En diez años de ir a Valle de Bravo dos o tres veces cada mes, nunca había trepado a La Peña.

 

Henry James por John Singer Sargent.

Henry James por John Singer Sargent.

La Peña es una formación rocosa junto al lago (que en realidad es presa), al que parece custodiar con más solemnidad que interés, y que es una de las atracciones turísticas obligadas. La corona en la cúspide, como es habitual en estas tierras nuestras catequizadas (en que algunas poblaciones tienen triple nombre en homenaje a sus tres mitos sucesivos, tipo San Fulano …titlán de algún héroeo), una cruz de hierro muy sencilla. Para mis paisanos mahatlecos, que lo entenderán de inmediato, es una especie de El Faro, similar en altura, en ascenso purificador y poco fatigoso si se hace en forma pausada, en vistas pajareras, en recovecos inesperados. Con la diferencia de que el agua abajo es en mi tierra mar abierto, y acá es presa domesticada (allá oí una vez cantar a las sirenas una tonada lejana, triste y misteriosa, y acá no sé si alguien ha escuchado algún eco digno de poblar las fantasías). Quisimos subir el domingo, pero el sol caía a plomo, mi carrito se negó a continuar la empinada e interminable cuesta más allá de cierto punto, y no había lugar propicio para estacionarlo. Decidimos intentarlo de nuevo al día siguiente, y bajar a tiempo para ver el partido de la selección mexicana de futbol contra la croata en un restorancito de mariscos (acá, lejos de toda costa y a 1,500 metros de altura sobre el nivel del mar, extrañamente abunda esta oferta marinera) que está en su base y que ya habíamos visto que tenía pantalla de televisión sintonizada al efecto (puede parece un tanto extraño, pero son mayoría acá los comederos que no aprovechan esta distracción infrecuente para atraer clientela). De acuerdo con el plan, al día siguiente tomamos un taxi a eso de las once de la mañana. El chofer era un tipo moreno, medio calvo, colosal de altura y de anchura,
La cumbre catequizada.

La cumbre catequizada.

y de aspecto rudo; por alguna razón su amabilidad no parecía del todo sincera. Mientras nos llevaba a la cima, tomó su móvil, marcó algún número y comenzó una conversación inaudible. Parecía esforzarse en murmurar lo más bajo posible y en ocultarnos con su maciza figura tanto el teléfono como su charla. Me pareció un tanto extraño. Nos dejó en la pequeña plataforma hasta donde llegan los vehículos. De ahí, a pie. No es un ascenso demasiado largo, pero tienes ocasión de resoplar si así lo decides. No nos encontramos a nadie ni siquiera en la plataforma, que tras un muro de IPN Canal 11, luce unas antenas enormes. Una camioneta blanca de TV Azteca estaba ahí estacionada, sin ocupante. En unos veinte minutos llegamos a la cúspide, vimos que no era demasiado espectacular ni ofrecía excusas para mantenerse ahí un rato largo, y emprendimos el regreso pensando ya en el partido, que nos interesaba más por morbo o pretexto que por afición. Me sorprendió gratamente comprobar que el ascenso estaba muy bien diseñado, sólidamente empedrado y bien resguardado por maderos y cemento en ciertos puntos riesgosos. El descenso pedregoso terminó por lastimar los pies de Marián, pero todavía faltaba un largo tramo de bajada. De pronto ocurrió una confluencia insólita, rápida y confusa. Un taxi subía y la camioneta de TV Azteca bajaba. Sin pensarlo alcé el pulgar y al instante la camioneta se detuvo y nos permitió subir en la cabina. Al arrancar, el taxi nos pasó por un costado y, aunque no tuve ni el tiempo ni el interés para observar bien, yo casi estuve seguro de dos cosas: el chofer era tal vez el mismo coloso que nos había subido, y en el auto no iba solo. Llegando al restorán consultamos Google sobre la Peña: criminalidad muy baja o nula en fines de semana, alta entre semana. Y ese día era lunes.
Tus comentarios: gfarberb@gmail.com
Mis comentarios: www.telefarber.com.mx/web

 

Latest posts by Guillermo Fárber (see all)


Related Articles

Verano dinámico de Unacar

  Aunque aparentemente lúdica, la agenda de verano de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar) proyecta el sentido esencial de

ESFERA HUMANA

  Una influencia considerable para un ¿quinteto? Los 37 mexicanos más acaudalados de Forbes Hillary Clintonvolverá a la batalla  

Edición 320

About Latest Posts Guillermo Fárber Latest posts by Guillermo Fárber (see all) BUHEDERA – Julio 31, 2014 BUHEDERA – Julio