Susana: Niñez empañada

Susana: Niñez empañada

 

UNO DE MIS FONDOS MÁS CRUELES  fue la soledad; andar en los cruceros, sentir rechazo de la gente, incluso el odio y la repugnancia de las personas. Traía a mi hijo de tres años conmigo; me dedicaba a limpiar vidrios, me sentía impotente, frustrada, con un chorro de resentimientos hacía todo y hacía la vida, hacía la gente.

 

MUCHOS HOMBRES DE APROVECHABAN de mi necesidad, me tiraban la onda, diciéndome que si me iba con ellos. Me daban para comer, pero siempre con ventaja. Claro que lo hice muchas veces, me prostituí a cambio de dinero para la sustancia; me humillé, porque no tenía otra manera de conseguir dinero.

Violencia, alcohol y drogas; yo lo viví 

Rehabilitacion de heroina.

Rehabilitacion de heroina.

Nací en un hogar disfuncional. Fuimos tres mujeres. Soy la más chica, yo vivía en el Callejón Uranga, lleno de cholos, prostitutas y traficantes. Mi papá vendía las drogas que se usaban hace 20 años, que eran, marihuana, pastillas, resistol, cocaína; y él mismo se drogaba con heroína y con otras drogas delante de nosotros y donde fuera.
Me tocó ver muchas veces, como violaba a mi mamá, golpeándola, gritándole y humillándola. Mi madre le tenía miedo. Para mí, era impactante ver todo ese proceso enfermizo. Mis hermanas le tenían mucho miedo y cada vez que él llegaba, se escondían debajo de la cama. 
Mi primer contacto con la droga fue cuando empecé a buscar a mi papá. Iba a lo más bajo del barrio. Conocí a un hombre que me llevaba 30 años, yo tenía 15 cuando empecé. Recuerdo que la primera vez, no me gustó; la heroína me la inyecté en el brazo, pero el efecto no fue muy grato para mí, pero emocionalmente sí me gustó.
full_50c53caf5e707Me prendí de la heroína 15 días después de que la probé; no pude parar, el precio que pagué fue muy alto y comencé a sufrir las consecuencias de mí adicción. Ese hombre fue mi primera relación sexual. Quedé embarazada y seguí consumiendo, mi hijo nació mal; con los pulmones tapados por la goma y por el cigarro. Cada dos horas le sacaban sangre para evaluar su intoxicación por mí culpa. Únicamente vivió tres días Ese dolor no fue suficiente, aunque paré unos meses y volví otra vez a las andadas. 
Me denigré muy feo; me subía en los carros de la carretera con quien se parara.  Cobraba 200 pesos. Tenía 16 años y no me importaba si era hombre o mujer. Lo único que me importaba era el dinero y hacia cualquier cosa y complacencia.  Un hombre me violó amenazándome con una pistola y después de que lo complací, me humilló más.
Me gustó la relación con las mujeres; no soy lesbiana, pero sí me llegó a gustar en el momento, pero después, quedaba más sola, más frustrada y vacía conmigo misma. Diario me anestesiaba con heroína y cocaína, me metía en promedio unas 17 u 18 dosis al día, más o menos de 900 a mil pesos, lo equivalente a cinco o más clientes, porque muchos no me pagaban. 

Ingresar a las cárceles, no fueron fondos suficientes 

Internas de CERESO bailando.A los 16 años, estuve en el Tribunal de Menores por robo a casa habitación. Siempre andaba con uno o dos, entrábamos por las ventanas y sacábamos dinero, y todo lo que fuera de valor, salíamos corriendo y vendíamos lo robado con conocidos y a veces en la calle.
Duré unos 5 meses en el tribunal; de ahí, salí, mi mamá me ayudó; en esa época ella me apoyaba. Luego, me metieron al CERESO, por robo a casa habitación, me dieron 10 meses. Claro que no estudiaba, ni trabajaba ni hacía nada más que andar de vaga y drogándome. Luego, volví al CERESO, por robo a casa habitación y me dieron otros nueve meses. Después he estado 20 veces internada, en procesos de tres meses cada uno. 
Al final del día no he logrado nada. Mis tres hijos están en una casa hogar bajo la custodia de mi madre. Me arrepiento de la vida que he vivido, de lo irresponsable que fui. Sé que es sólo por hoy, conozco el programa de los doce Pasos de Alcohólicos Anónimos; trato de aplicarlo y ahora le voy a echar ganas a mi recuperación, vivir un día a la vez y ocuparme. 
DSC00273Conozco testimonios de infinidad de adictas y adictos, amigos que me han regalado sus historiales y ésta enfermedad, éstos fondos, no son únicamente de niñas como Susana que nacieron en hogares pobres, no. Esta enfermedad hace trizas a cualquiera, aquí, los ricos también lloran y los fondos, de unos y otros, de pobres y ricos, son similares, sólo cambian de escenario y fechas.
Yo toqué fondo, pero antes tuve que ir más abajo del sótano, tocar lumbre, volverme loco y derrotarme ante mi enfermedad. Hoy cambié de espejo, le sonrió a la vida y ella me sonríe, no tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo. Sé que no soy el único adicto recuperado, pero sé también, que le echo todas las ganas a la vida, que por mí no queda, que se me cierra una puerta y se me abren mil. No claudico y tengo el ánimo de seguir firme en mi recuperación y aprovechar ésta segunda oportunidad de vida que Dios me ha regalado. Gracias por leerme. Puedes leer mis artículos completos en www.crisiscreces.com
Gracias por escribirme ernestosalayandia@gmail.com Sigue la huella www.canal28.tv y en Cablemas 170 de Chihuahua todos los miércoles a las 14:30 horas de Chihuahua México y los jóvenes y sábados a las 11 de la mañana.- @teo_luna  Búscame en Facebook.- Cualquiera que quiera, ahí no se queda.

Latest posts by Ernesto Salayandia (see all)


Tags assigned to this article:
DrigadicciónHeroínaProstitución

Related Articles

Jorge Medina Viedas, nuevo director general de Comunicación Social de la SEP

  PARA PONER EN FRECUENCIA el debate e instrumentación de la Reforma Educativa con el imperativo de una difusión eficaz

Laurent Fabius y la Justicia

POR INICIATIVA DEL MINISTRO francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, Francia presentó al Consejo de Seguridad, el  23 de mayo

Elecciones al Parlamento Europeo

  Europeos del este dan la espalda a las urnas; los del sur expresan cansancio*     LOS SONDEOS DEL