Nueva generación de miembros de la Legión de Honor Nacional de México

Nueva generación de miembros de la Legión de Honor Nacional de México

 

EN SU MÁS RECIENTE PROMOCIÓN de altas, el 23 de mayo la Legión de Honor Nacional de México invistió con sus insignias distintivas  a veinte nuevos socios que acreditaron cualidades profesionales y humanas afines a los principios de la venerable institución.

 

La ceremonia solemne de recepción, en el auditorio Gustavo Baz Prada -en el noble Palacio de Medicina del Centro Histórico de la ciudad de México-, se desarrolló una vez que el licenciado José Octavio Ferrer Burgos cedió al licenciado Benito Cruz Bermúdez el Gran Collar de la Presidencia para el desempeño del próximo ejercicio estatutario.
El doctor Juan Carlos Sánchez Magallán, vicepresidente de la mesa directiva, tuvo a su cargo la presentación del historial personal de los postulantes y caracterizó los contenidos trabajos que les valieron la aprobación del Consejo General.

Nuevos Legionarios

La nueva generación de legionarios está integrada por el licenciado Roberto Abraham Mafud, ingeniero Manuel Arriaga Quintero, doctor César Camón Alarcón, licenciado José Arnulfo Domínguez Cordero, ingeniero Moisés Félix Dadgug Lutzow, doctora y magistrada Yasmín Esquivel Mossa, licenciado Raúl Gómez Espinoza, Rubén Ángel Manríquez Sánchez;
Así como por el licenciado Guillermo Martínez Cortés, doctor Alfonso Tirso Muñoz de Cote, doctor y general Rafael Paz Campo, licenciado Wulfrano Peláez Baena, doctor Carlos Reynoso Castillo, licenciado Renán Ermilo Solís Sánchez, licenciado Mouris Salloum George, licenciado Eduardo Santillán Pérez, ingeniero Martín Tinoco Jiménez, doctor Aquilino Vázquez García, licenciado Luis García y Erdmann y licenciada y diputada a Miriam Saldaña Cháirez.

Siervos de la suprema Ley para poder ser libres

Somos siervos de la suprema ley para poder ser libres” -lema inscrito en el frontispicio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación-, recordó la magistrada Esquivel Mossa
La ley, precisó, entendida como la norma que emana de los órganos legislativos, es la voz del pueblo, es la suma expresión de nuestra voluntad por convivir en armonía y llegar a cumplir con el bien público.
Por eso, subrayó, la ley es producto de la democracia y del mandato otorgado a los legisladores por el pueblo. Por ello no puede-ni debe- obedecer a caprichos autoritarios o intereses particulares o de grupo. La ley es el instrumento para que el pueblo, como parte primordial del Estado, logre su bienestar.

Latest posts by Abraham García Ibarra (see all)


Tags assigned to this article:
Legión de HonorMouris Salloum George

Related Articles

La elección en el PAN, un acto de Estado

  1) POR ORGULLO PERSONAL -para reafirmar su independencia y criterio propio-, nadie reconoce que su voto siempre es radio o

DESLINDES Los Virreyes pisotean soberanías

                          EN LOS TIEMPOS DE CRISIS, como la mexicana, el mejor consejo a los políticos gobernantes, para salvarlos de

Modelo de negocios y la burrita de Pedro Infante

MOLINO DEL REY   EL PRESUPUESTO DE EGRESOS de la Federación (gasto público), autorizado por la Cámara de Diputados para