ESFERA HUMANA

ESFERA HUMANA

 

  • ¿El OK de Buffett y Coca-Cola?

  • Alan Faena y la arquitectura moderna

 

LA ACTUAL SITUACIÓN DE COCA COLA puede ser un pequeño obstáculo en la influencia de uno de los hombres más ricos del mundo, Warren Buffett. Sé que un poco tarde, el célebre empresario acaba de denunciar la propuesta de emitir millones en acciones y opciones.

 

Si hubiera votado, los analistas lo hubieran leído de la siguiente forma: Alrededor de una cuarta parte de las acciones no concordaban con su estrategia. Y si Buffett hubiera informado todo acerca de su postura con anterioridad, la cifra probablemente habría sido mayor.
descarga Para mí, al no tomar parte en la votación sobre el plan de remuneración de la empresa, le restó importancia a lo que había afirmado hace cuatro años y medio: “La reforma de las compensaciones solo resultará si la mayor parte de los accionistas institucionales, demanda una renovación de todo el sistema”. Sé que Buffett reconoció -en una conversación privada que sostuvo con Bill Gates–  que, en varias ocasiones, se le presentaron oportunidades  de referirse sobre ese sistema en una marca mundial prestigiada y valorada en 180 mi millones de dólares. Eso sí: ¡Buffett no predicó con el ejemplo!
Aunque algunos accionistas protestaron de una posible dilución significativa en la propuesta de Coca-Cola de conceder acciones a cientos de miles de trabajadores, quienes al votar (83%), aprobaron el plan o la estrategia. Sé que Buffett, quien posee un 9% de las acciones, además de contar con la premisa de que uno de sus hijos se sienta en el consejo, subrayó sus pensamientos con anterioridad. Por ende, optó por aclarar lo de su abstención a la CNBC después de la reunión anual de Coca-Cola.
Finalmente, en este escabroso e hilarante tema de Buffett, el multibillonario de Omaha apuntó que no había votado en contra del controvertido plan de compensaciones en acciones de la compañía, pero se sabe que no estaba de acuerdo con las estrategias. Y sé que Buffett siempre ha temido que su oposición no la entendieran y lo tomaran como una falta de apoyo al consejero-delegado, Muhtar Kent. Para los buenos entendedores, era un mensaje singular o extraño para sus legiones de acólitos inversores. Todo lo anterior no significa que Coca—Coca no escuché atentamente lo que su más famoso accionista pregone. 

Faena sabe cómo aprovechar

Cuando Alan Faena llegó a Miami (llevando consigo -¿o de la mano?-  a estrellas de la arquitectura como Phillipe Starck y Norman Foster), ya era célebre por la renovación de espacios como el de Puerto Madero-Buenos Aires. Faena sabe cómo aprovechar almacenes que parecen paredes de ladrillo o bodegas antiguas o estaciones de tren olvidadas, para convertirlos en bellezas arquitectónicas u hoteles y restaurantes de lujo. También Koolhaas figura en la nómina de vedettes de la arquitectura moderna que convocó mi amigo Faena. Querido lector (a), si usted ama la arquitectura (para muchos, un verdadero arte porque comprende áreas como la pintura, escultura, diseño, etcétera), debe saber que los proyectos de los mencionados arquitectos se cotizan en decenas o millones de euros.
Alan Faena.

Alan Faena.

Me acuerdo cuando estuve en el Faena de Buenos Aires (hotel boutique, donde nuestro desaparecido colega Nicolás Sánchez-Osorio, cayó fulminado por un ataque de asma/cardiaco, en la puerta principal. El periodista estuvo muchos meses en coma tanto en Buenos Aires como en la Ciudad de México, hasta que finalmente expiró tiempo después), constaté la visión empresarial del empresario Alan Faena: “Mira, Enrique, tú eres un enamorado de Buenos Aires. Aquí viviste en 1969. Por ende, podrás constatar que nuestro proyecto de Puerto Madero fue muy ambicioso y tuvo excelentes resultados. O sea, lo que empezó como una granero de principios del siglo pasado, se convirtió en una ciudad utópica”.
Para Faena, lograr que Miami revolucione su arquitectura ha sido un triunfo. Alan Faena apunta lo siguiente: “la cultura universal, es el ancla de un proyecto; del arte de vivir”. También confiesa que “desde los años cincuenta, los seres humanos olvidamos lo vital que es la expansión de los seres humanos”. Concuerdo con este empresario argentino que es sumamente importante elevar el nivel cultural de una metrópoli. Para mí, es un asunto que deben plantearse muchos arquitectos. Por ejemplo: al hablar de Puerto Madero (no los restaurantes, como el de Oscar Cremasco, en la capital mexicana), decidió diseñar un teatro, y las muestras que allí se presentan, son de lo más concurrido en la capital argentina.

¿No es cuestión de economía? 

Faena me mira (estamos en el lobby en el Hotel Mandarín de Miami) y pregona: “todo esto del proyecto no es un asunto de dinero”. Y le contesté: “Entonces, ¿todo lo haces por diversión?”. Más adelante, aceptó que es difícil y apasionante agrupar muchos talentos para cambiar fisonomías o cosas. También cuenta con la ayuda de Juan Gatti. Pero es increíble visitar el Faena Arts Center de Miami, proyectado por Rem Koolhaas y OMA. Para finalizar, este nuevo proyecto urbanístico de Faena, también suma excelentes zonas residenciales, pisos, tiendas de marca, hotel boutique y un enorme edificio, diseñado por Koolhaas. Este inmueble estará dedicado completamente a la cultura y muchos subrayan que va a ser el equivalente a un área que Faena considera vital.  En México, los empresarios Salomón y Freddie Helfon lograron algo parecido con su proyecto de Park Plaza y Westin Santa Fe, donde se invirtieron alrededor de 240—250 millones de dólares. Lo calificó con 9.5 ¡Visítenlo y luego hablamos! Y hasta la próxima, ¡abur!

   

interdif@prodigy.net.mx


Tags assigned to this article:
Alan FaenaWarren Buffett

Related Articles

¡New York City, la ciudad preferida de Minelli, Sinatra y todos los grandes!

  UNA DE LAS CIUDADES QUE DICTA la doctrina del placer en el Continente Americano es, sin duda, la ciudad

A Quino, el Príncipe de Asturias

Sus personajes trascienden cualquier geografía, edad y condición social, dictamen del Jurado   Lúcidos mensajes del dibujante siguen vigentes por

Hierve el caldero de la impotencia en los estados

SEGURIDAD NACIONAL   LA META DE MÉXICO EN PAZ  -establecida en diciembre de 2012 por el presidente Enrique Peña Nieto