CRÓNICA NACIONAL

CRÓNICA NACIONAL

El gigantismo urbano amenaza 

el futuro de la capital mexicana

 

 EL ACELERADO GIGANTISMO urbano que desde 1988se extiende por todos los rumbos del Distrito Federal en forma incesante, ya es motivo de preocupación porque el futuro de la capital mexicana se pone en riesgo en casos de sismos y crea demandas cada vez más desorbitadas en  demanda de recursos naturales como el agua potable que cada día es más escasa.

 

Ramón Aguirre, en la actualidad.

Ramón Aguirre, en la actualidad.

¿De donde va a obtenerse el agua  potable  cuyas fuentes de abastecimiento como los manantiales de Xochimilco, el Cutzamala, el Sistema del Alto Lerma,  el de Chiconautla, el Tláhuac Chalco, etc. ya no dan para más?
La reciente  noticia de que  “desarrolladores urbanos”, más conocidos popularmente como “latifundistas urbanos” plantean con inversión de  51 mil millones de pesos  180 proyectos inmobiliarios a base de edificios en condominio  en las 16 delegaciones políticas  amerita un análisis para conocer las repercusiones que tendrían dichos proyectos.
A mayor abundamiento, en materia de fomento del gigantismo urbano en nuestra Metrópoli, se tiene conocimiento también de que  “en los próximos dos años serán invertidos 9 millones de dólares  – más de 100 millones de pesos -,  de los cuales, hasta el momento  van 2 mil 500 millones”.

                                 Más riesgos en caso de sismos 

En materia de Protección Civil, si continúa el acelerado gigantismo urbano  se incrementarán riesgos.
Recordemos que después del terremoto del 19 de septiembre de 1985 que oficialmente costó  más de 5 mil víctimas atrapadas entre los escombros  y se registraron incontables daños a inmuebles civiles y religiosos, el entonces Regente Ramón Aguirre Velásquez dispuso  la reliza ión de un estudio subterráneo en el D. F., para determinar las condiciones del subsuelo sobre el que se asienta la capital mexicana.
Santa fe.

Santa fe.

Participaron técnicos especializados de diversas dependencias, entre ellas, del propio Departamento del D. F., el Instituto Mexicano del Petróleo, la Comisión Federal de Electricidad, el Instituto de Geofísica de la UNAM, de acuerdo a la fuente oficial del gobierno capitalino.
El resultado fue que  la Ciudad de México está asentada sobre  un subsuelo abundante en cavernas, orlo que se asemeja a un “queso Gruyere” , por los muchos agujeros que tiene.
Entonces, la conclusión del Departamento fue que  por cuestiones de Protección Civil con propósito de  evitar pérdida de vidas en casos de sismos, los edificios destinados a vivienda tuvieran un máximo de cinco pisos. Así, los ocupantes tienen tiempo de salir al aprovechar el minuo y fracción que hay si la alarma sísmica indica  el epicentro de un sismo en las cosas de Guerrero, por ejemplo. Con mayor número de pisos, ..no es posible que escapen todos los inquilinos y las desgracias pueden aumentar.

                                       Sobre explotación hidráulica 

Pero el tiempo ha pasado y con ello, la norma de construir inmuebles para vivienda hasta un máximo de cinco pisos se ha violado. En Santa Fe, unidad construida  con abundancia de condominios y el marbete de  “el México del Primer Mundo”, fue edificado sin observar  la restricción citada. Los “rascacielos de hasta más de 30 niveles para usos habitacionales proliferan , sin que haya autoridad que lo impida, pese al riesgo en que se pone a los adquirientes de departamentos condominales. Polanco es ejemplo de la intensa saturación urbana, del gigantismo que avanza impunemente en la capital.
Desierto de los Leones.

Desierto de los Leones.

De acuerdo a informaciones de los propietarios del bosque Desierto de los Leones, quienes viven en el poblado de San Mateo Tlaltenango, la demanda de agua potable  pone en riesgo ese “pulmón vegetal” debido a que de sus manantiales, se toma agua para los edificios en condominio circundantes en esa parte del poniente capitalino.
A mayor número de  inmuebles habitacionales en condominio, mayor será la demanda de agua potable. Ahora, nos abastecemos del vital líquido a nivel de sobresaturación hidráulica, lo que ocasiona hundimientos diferenciales en el Centro Histórico, donde la restauración de inmuebles  se realiza sólo a nivel de maquillaje, de fachadismo, sin atender el fondo de la cuestión  que es el descenso  del subsuelo.
Una visita a l la esquina noroeste del Palacio Nacional, del ex Arzobispado, de templos como La Santísima, la Catedral Metropolitana, San Francisco, San Hipólito,  Capuchinas, etc. nos da idea de lo que puede agravar las estructuras de inmuebles que forman parte de nuestro Patrimonio Cultural, Histórico y Arquitectónico  en el primer cuadro capitalino, se continúa el avance del gigantismo urbano acelerado en la Ciudad de México.

                                    Prevenir, antes que lamentar 

Por muchos conceptos, el acelerado gigantismo urbano en el Distrito Federal es una amenaza para el futuro de la capital mexicana y sus ya casi 10 millones de habitantes.  Antes que pretender satisfacer intereses personales  que no encajan con el bienestar  de la población, se requiere  que haya atención a las voces de la razón, para que el crecimiento anárquico en la Metrópoli deje de ser una realidad que nos amaga, en muchos sentidos, en los renglones de bienestar y Protección civil.
Para el caso de sismos, es mejor prevenir  en vez de lamentar.

Latest posts by Manuel Magaña Contreras (see all)


Tags assigned to this article:
Gigantismo urbano

Related Articles

El final del emporio agrícola en la Comarca Lagunera

TESTIMONIOS SOBRE UN CRIMEN DE SALINAS DE GORTARI   Ejido La Partida: Historia de vida y muerte      Cita:

RESONANCIAS El último crimen, en Sinaloa

  No cesa el exterminio contra quienes se oponen al saqueo de mineras extranjeras       APENAS EN NUESTRA

Modelo de negocios y la burrita de Pedro Infante

MOLINO DEL REY   EL PRESUPUESTO DE EGRESOS de la Federación (gasto público), autorizado por la Cámara de Diputados para