APUNTE

APUNTE

Platos de lengua

 

Culiacán de los retenes y los topes, Sinaloa. En un país donde 30 “corporativos” ganan, en tres meses, casi 60 mil millones de pesos; donde los bancos obtienen “utilidades” a una tasa superior en 15 veces a la del desempeño de la economía (el conjunto de los bancos comerciales obtuvieron, entre enero y septiembre del año pasado, ganancias por 75 mil millones de pesos, un 16.4 por ciento más de las que tuvieron en el mismo periodo de 2012.)

 

quienesUn país donde el Sistema de Administración Tributaria (SAT), que persigue a pequeños contribuyentes como cancerbero infatigable, condona, a empresas millonarias, el pago de 73 mil 960 millones de pesos por créditos fiscales.
Un país donde los funcionarios, la burocracia, de medio y alto nivel cobran como potentados de Wall Street y el “gasto operativo” (saturado de sobre sueldos, viáticos, honorarios, diversos y “recompensas” varias) se lleva una proporción enorme del presupuesto.
Cálculos actuales, con datos oficiales, permiten establecer que la alta burocracia federal se lleva más de 720 mil millones de pesos al año, en rubros que van desde clasificaciones de nómina hasta el pago de estímulos, pasando por gastos médicos mayores, prestaciones sociales y telefonía celular. 

Casi el paraíso 

En el presupuesto de este año, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, junto con el del Tribunal Electoral, son los servidores públicos con el sueldo más alto en México: 6 millones 343 mil 460 pesos al año.
El Presidente de la República tiene como percepción anual 4 millones 216 mil 615 pesos, y en el Consejo de la Judicatura Federal cada uno de los consejeros 4 millones 209 mil 600 pesos anuales.
En el caso de organismos autónomos, en el Instituto Federal Electoral, ahora renombrado Instituto Nacional de Elecciones, los consejeros llegan a 4 millones 125 mil 111 pesos, y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, recibirá 4 millones 119 mil 327 pesos.
Los titulares de las Secretarías de Estado obtienen mensualmente 198 mil 612 pesos y los ex presidentes disfrutan de la “pensión presidencial” (cerca de 200 mil pesos mensuales para Felipe Calderón, Vicente Fox, Luis Echeverría y la ex actriz Sasha Montenegro, viuda de José López Portillo, sin contar los gastos de apoyo).
Mientras que Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo renunciaron a su pensión (pero mantuvieron el pago de sus equipos) Calderón es el más oneroso: Tiene a 19 personas a su servicio y aparte su aparato de seguridad, lo que representa un gasto de 812 mil 547 pesos al mes. Además, las pensiones presidenciales incluyen seguro de vida y gastos médicos mayores. 
Sasha, la hoy viuda del perro defensor.

Sasha, la hoy viuda del perro defensor.

En el sacrosanto presupuesto 

En adición, los ex mandatarios reciben bonos, aguinaldos, compensaciones, salarios de escoltas y personal de servicio; pago de llamadas telefónicas (local, larga distancia y celular); automovilístico (para ex presidente, esposa, hijos y escoltas con sus respectivas cuentas de tenencia, verificación y mantenimiento) y servicios domiciliarios (predial, agua, luz, jardinería, etcétera).
Por su parte, los senadores perciben anualmente una dieta de 2 millones 713 mil 356 pesos (226 mil 113 al mes) y los diputados un millón 891 mil 59 pesos (157 mil 558 pesos mensuales) pero en estos casos el ingreso sube considerablemente por diversos rubros.
En este país que ves, siete de cada 10 pesos de los presupuestos estatales se gastan en nómina, y sólo los 3 pesos restantes se destinan a obras de infraestructura, materiales y subsidios, entre otros.
Un país donde los salarios, alimentos, arrendamientos, servicios financieros, traslados y viáticos de los servidores públicos cuestan un billón (un millón de millones) más otros 100 mil millones de pesos (según estudio elaborado por el Tecnológico de Monterrey). 

Otra de los telediputados 

Echeverria, otra carga económica.

Echeverria, otra carga económica.

Un país donde, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) el 58 por ciento de la población gana entre uno y  tres salarios mínimos: menos de dos mil pesos mensuales para quienes ganan un salario mínimo,  menos de cuatro mil pesos con dos salarios mínimos y menos de seis mil pesos mensuales con tres salarios mínimos.
En un país así, con diputados que solapan y actúan como cómplices (la llamada “telebancada” del Partido Verde Ecologista de México -PVEM- introdujo una modificación a la tal reforma hacendaria que impedirá al erario recibir 120 mil millones de pesos por cobro de banda, beneficiando a televisoras, radiodifusoras y compañías telefónicas) ¿Cree Usted, en serio, que todo eso cambiará con la cacareada “reforma hacendaria”?
¿Que se pondrá remedio a la terrible disparidad que impera en el país? ¿A la criminal concentración de la ganancia con base, obvio, en la explotación de los trabajadores?
En opinión de quien esto escribe sería irresponsablemente ingenuo suponerlo así. Todo es un circo, incluyendo la “oposición” de partidos que son la misma gata al servicio del gran capital extranjero y local.
Las evidencias están a la vista y no lo ve quien no quiere verlo. 

La tremenda “oposición” 

Pero, lo anterior dicho ¿da por buenas las oposiciones al colache hacendario aprobado? ¿Los reclamos de la patronal leonina de este país? -No, en absoluto. Los reclamantes solo quieren garantías mayores para sus saqueos, menos recovecos administrativos y manga ancha garantizada para sus abusos.
Ya tienen todo eso, pero en ese asunto “no hay óptimos” como dijera un inefable dirigente empresarial.
Por lo demás, la “lucha” entre las cúpulas partidistas (las militancias de distinto grado, ni en cuenta) no pasa de vulgares escaramuzas que se resuelven en la negociación, el arreglo a trasmano y el reparto del erario en la geografía política. 

Dudas justificadas 

El ranchero.

El ranchero.

La población, ante la miscelánea fiscal, abriga profundas dudas sobre el destino de los recursos que, se dice, serán captados por el gobierno, porque la corrupción generalizada sigue estando a la orden del día.
¿Más dinero para que lo sigan dilapidando, enriqueciéndose a costa del erario y gastando a manos llenas lo que no es suyo? -Es la cuestión.
Desde luego, bueno fuera que los paliativos a través de los impuestos beneficiaran al conjunto de la población: que paguen más quienes más ganan y que la brecha entre ricos y pobres no fuera tan ofensiva. Pero no es el caso.
Por otra parte, y no de menor importancia, en México (con cerca de 117 millones de habitantes, al 2013) hay más de 8 millones de burócratas mientras que en países con mayor población la cifra es notoriamente menor. Por ejemplo, Estados Unidos, con una población alrededor de 300 millones de habitantes, dispone de 2.2 millones de empleados públicos. 

Tamborazos

-Sin solución a la vista (todos se hacen de la vista gorda) continúa la violación a la Constitución por parte del gobierno en los llamados “retenes”, mismos que propician la criminalidad en lugar de combatirla efectivamente. Y la consecuente desvergüenza oficial al respecto.
-En circulación nuestro libro El Mensaje, de relatos y aforismos. A ver a dónde llega (cano.1979@live.com).

Latest posts by Jorge Guillermo Cano (see all)


Related Articles

El final del emporio agrícola en la Comarca Lagunera

TESTIMONIOS SOBRE UN CRIMEN DE SALINAS DE GORTARI   Ejido La Partida: Historia de vida y muerte      Cita:

Nueva generación de miembros de la Legión de Honor Nacional de México

  EN SU MÁS RECIENTE PROMOCIÓN de altas, el 23 de mayo la Legión de Honor Nacional de México invistió

La troika pide más recortes al gobierno español

El fusil es la novia del soldado.  Günter Grass     MADRID.- EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (FMI) vuelve a hacer