La Cumbre de Medellín, veinte años de urbanidad

La Cumbre de Medellín, veinte años de urbanidad


DOS HECHOS OPUESTOS MANTIENEN
 los reflectores sobre Colombia. Uno, sin duda, enluta al exuberante país y esparce  un halo de tristeza sobre  el mundo de las letras  con la muerte natural del gran escritor Gabriel García Márquez quien se va al cielo  entre música de vallenato y flores amarillas lanzadas al aire al son de Macondo, entonado por Oscar Chávez, de lo cual  ya ha dado cuenta  ampliamente la prensa de todo el mundo.

 

Gabo.Otro, menos publicitado pero de gran vuelo, se llevó a cabo  en Medellín, capital de Antioquía, del 6 al 11 de abril: El  VII Foro Urbano Mundial organizado cada dos años por ONU-Hábitat, esa entidad de las Naciones Unidas que desde hace 14 se reúne con destacados miembros de la comunidad internacional, formada por  gobernantes, académicos y diversos grupos de interés que lanzaron al mundo sus proclamas por la sustentabilidad.
La cumbre  logró reunir a dos 200 mil personas de 148 países para recapitular sobre el rumbo que se la va dando a la urbanización de las grandes ciudades y las conclusiones son aterradoras: El actual modelo,  desde el punto de vista social y ambiental, es  insostenible.
Sin duda, hay que cambiarlo. Estudios de la ONU rebelan que dentro de 30 o 40 años vivirán en las ciudades del mundo siete mil millones de habitantes y la asimetría en el desarrollo puede generar más violencia en las calles.

Mega ciudades marginales

Existe la tendencia  incluso de que la expansión puede redundar con la formación de más  ciudades perdidas como las que han crecido en el contorno de la ciudad de México o de las favelas y chabolas  de Brasil, donde se hacina el lumpen de los desposeídos:
En estos cinco días, la ciudad colombiana ha dado nombre a dos documentos que pretenden influir en el necesario cambio urbano: La Carta Medellín, una propuesta de la ciudad al mundo, y la Declaración de Medellín. El primero pretende convocar un  nuevo dialogo mundial sobre cuestiones cruciales; el segundo son los propósitos incluyentes para este Milenio.
En Medellín se presentaron personalidades como Joan Clos,  alcalde de Barcelona en 1997  y 2006,  y  actualmente es presidente de la agencia de la ONU-Habitat,  quien propuso  cambios que se deben incluir en la nueva agenda urbana.
Oscar Chavez.

Oscar Chavez.

Hay  una llamado a las ciudades para que frenen su expansión, con una “densidad bien diseñada” que incluya “una mezcla de usos en el tejido”: residenciales, recreativos, económicos y culturales.
Recordemos que Barcelona es una de las ciudades-puerto mejor diseñadas del mundo, que recibe cada año a siete millones de visitantes. Y es un Home Port de las grandes líneas de cruceros  que transitan del Mediterráneo a una diversidad de puertos.
Acompasaron el evento las  predicciones de los investigadores de  prestigiadas universidades  que asistieron a este encuentro que  encienden las luces de alerta máxima. Voces como las del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, y  Richard Florida coinciden en vaticinar un colapso de no implementarse un cambio en el desarrollo social de los países.
Mientras, los hallazgos de los académicos  abocados a la diversidad de problemas urbanos  sorprendieron a los alcaldes que asistieron a  este foro con el fin de escuchar cómo el mundo se va transformado y los problemas de agua, luz contaminación , inseguridad y otros endémicos de las grandes ciudades  van creando el escenario del caos,  con una sentencia final en sus conclusiones que dejan entrever el fracaso del llamado capitalismo global :  “La brecha entre ricos y pobres se ha ampliado no sólo en los países en desarrollo y las economías emergentes, sino también en los países desarrollados e incluso en los países tradicionalmente igualitarios“.

Un Medellín moderno, ya lejos del horror

Pero usted me preguntará por qué se llevó a cabo este Foro en Medellín que era una, hasta  hace 20 años, ciudad de oscuros matices: Hay  una razón de peso, pues esta ciudad es un ejemplo de superación  que al paso de los años ha dejado atrás una época de más oscuras de América Latina, cuando por sus calles transitaba  el horror a bordo de los coches bomba.
Ahí se vivieron los días más terribles de Colombia,  bajo una negra estela de luto con el asesinato de  notables personajes de la vida pública.
Basura urbana.

Basura urbana.

Medellín viene de haber sido catalogada la ciudad mas violenta del mundo  Es una urbe que  entre los años 1985 y 1993 vivió una de la guerras mas cruentas que se recuerden contra la delincuencia que le llevó en 1991 a un índice de 380,6 asesinatos por cada 100 mil habitantes y que ahora lucha con eficiencia contra el clima que genera la desigualdad.
Lejos quedaron los tiempos cuando el Cártel de Medellín  tenía bajo su nefasto poder a la mitad del país y para intimidar al gobierno incluso voló el edificio de la Policía Nacional  y, después,  aquel avión de Avianca  matando a 107 pasajeros.
Cuando, después de asesinar a Luis  Carlos Galán, candidato a la Presidencia de Colombia por el Nuevo Liberalismo,   nadie quería subir  en ninguna avión comercial donde viajara el entonces suplente candidato  Cesar Gaviria porque había sido sentenciado por el llamado grupo de Los Extraditables  que encabezaban Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha, Carlos Leader y los hermanos Ochoa.
De esta etapa dejaría constancia el mismo  Gabriel García Márquez en una de las obras magistrales del Nuevo Periodismo Noticia  de un Secuestro, donde retrata un Medellínmuy lejosde la fantasía de Macondo, que le llevaron a plasmar con detalles el secuestro de diez personas, entre ellas, Maruja Pachón, así como  la periodista  Diana Turbay, hija de ex presidente Julio Cesar Turbay Ayala, muerta en enero de 1991  durante el operativo de su rescate y varias personas más en manos del citado grupo que acuñó  una  frase  lapidaria: Preferimos una Tumba en Colombia que una cárcel en los Estados Unidos, por la emisión de una orden de captura con pedido de extradición que se firmó durante la gestión de ex presidente Cesar  Gaviria.
Pero esa época quedó atrás. Los colombianos hicieron acopio de fuerzas sacadas de las flaquezas y emprendieron una estrategia basada en una nueva educación urbana para revertir la oscura sombra de la violencia, compartiendo proyectos y movilizando a la ciudad, no en aras de ganar votos, sino de escapar de aquel caos.
En veinte años construyeron  toda una infraestructura de servicios para el ciudadano que ya toma el Metro, que anda en bicicleta, separa la basura de manera ecológica. Que se preocupa por las emisiones al medio ambiente y, en fin, de ahí que en 2013 fuera nombrada la ciudad más innovadora del mundo. Le ganó a las grandes urbes como Toronto, Hong Kong y Nueva York. 

Puertos de México,  planeación excluyente 

En el marco de este nuevo urbanismo, las  ciudades puerto son lugares complejos para su planeación.  Son espacios donde convergen diversas visiones, expuestas muy frecuentemente a presiones políticas  que nos llevan a una encrucijada.
Joan Clos.

Joan Clos.

¿Integrar la ciudad al puerto o el puerto a la ciudad?   Esta desazón sin duda conduce a conflictos entre los alcaldes que creen que las administraciones de los puertos deben contribuir con obras de carácter popular en sus gastos,  sin beneficios para la logística
Mientras, por otro lado,  muy frecuentemente  la Administración portuaria  planea obras que impactan en la sustentabilidad de las ciudades, sin estrategias de remediación.
Ahí tiene el ejemplo de la destrucción de la playa de El Tesoro, en Altamira, donde además arrasaron inexplicablemente con el mangle, debilitando la línea de la costa que defiende a la ciudad de los huracanes.
Venimos sin duda de una cultura difícil que siempre ha crecido con sus prioridades en el altiplano; de ahí que no tenemos esas grandes ciudades puerto de otras culturas.
Vea usted a los vecinos sus grandes centros urbanos están en la costa como Nueva York y los Ángeles. Ahí las formas de gobierno son excluyentes. No se acatan las recomendaciones de esos foros de expertos que vaticinan el colapso. Ni mucho menos se comparten ideas. Es un gobierno para el gobierno.
Para muestra basta señalar que la elaboración de los planes maestros de  desarrollo de los puertos de México,  se hace con la nula participación de las entidades regionales, universidades  u organismos no gubernamentales.
Sólo consultores muy sabios, sin duda, que prevén sin conocer el entorno lo que la ciudad necesitará en cinco años. De ahí que exista una diferencia en la planeación,  si nos comparamos con otros países como Colombia.
Centro de Medellin, Colombia

Centro de Medellin, Colombia

Si volteamos un poco hacia otros entornos, veremos que el mundo portuario se está moviendo a un ritmo más vertiginoso. Se ha reconocido en foros como ONU-Habitat que las nuevas ciudades puerto exitosas serán aquellas que fortalezcan  su entorno  ofreciendo un valor ecológico, histórico, con mayor seguridad  para el ciudadano.
El futuro estará lejos de aquellas urbes que sólo puedan atraer proyectos inmobiliarios icónicos. Las ciudades más visitadas serán las que aprovechen  sus recursos costeros, ecológicos y culturales. Aquellas que reflejen la modernidad del mundo sin perder su identidad. Que sean un reflejo de creatividad e innovación.
Y esa carrera está siendo ganada por quienes así lo han entendido. De ahí que ciudades como Medellín sorprendan al mundo con un gran salto cualitativo que las califica entre las mejores del mundo, a pesar de su pasado de violencia.
Más allá también el plano portuario ciudades como el Rosario y Santa Fe, en Argentina, son lo prototipos de una nueva cultura que se va imponiendo en los puertos. A pesar de que Argentina  viene de superar una dictadura que restauró la democracia apenas en 1983, rebasa en mucho en la modernidad de las ciudades puerto de nuestro México.
Cuando uno voltea un poco hacia el sur y ve estas transformaciones sabe  que nos estamos quedando atrás en el pensamiento innovador. Entiende porque el liderazgo de México en América Latina se ha perdido. Presiente en su fuero interno que estamos volviendo lentamente al México del pasado.

Tags assigned to this article:
Cumbre de Medellín

Related Articles

Murió Mickey Rooney (The Mick)

  NOS DEJÓ UNO DE LOS ICONOS DEL SIGLO XX   Su padre era escocés y su madre estadounidense. Trabajó

CRÓNICA NACIONAL México, ¿“conejillo de Indias” para cambios que no fructifican?

  CUARENTA Y CUATRO AÑOS DE CRISIS  continua es demasiado para cualquier nación del globo terráqueo. En México, por la

Documental de la barbarie contra los armenios: Subasta de Almas

  Un par de desgarradores documentos sobre la genocida acción otomana contra el pueblo armenio, realizado poco después de la