ITINERARIO 2015 El destino manifiesto de México: ¿Nigeria?

ITINERARIO 2015 El destino manifiesto de México: ¿Nigeria?

 

Notas para ilustrar nuestro optimismo

 

 

                                                                  La muerte tiene permiso.

AL CONCLUIR EN DICIEMBRE DE 2013 el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión con la aprobación del megapaquete de contrarreformas constitucionales, PRI, PAN Y PRD -a una sola voz- blasonaron que tamaña epopeya los pone en el surco para cosechar grandes triunfos en los procesos electorales de 2015: Renovación de Cámara de Diputados federal, seis gobernaciones estatales, congresos locales y gobiernos municipales en 17 entidades federativas. Bon apetite.

 

Huelga decir que, a las contrarreformas laboral y educativa tan aplaudidas como impugnadas, se sumaron trochemoche las correspondientes al sector energético, de Telecomunicaciones y la electorera. No son de menor monta las de Competencia Económica y fiscal, si bien éstas están en otro escaparate mediático.
En el momento prenavideño en que coordinadores parlamentarios y dirigentes nacionales de los partidos se apresuraron a descorchar el champaña para brindar por su hazaña, sólo unos cuantos con poder intuitivo e instintivo pudimos observar  que el brindis se hacía frente al cadáver del Facto por México, que desde octubre pasado fue puesto in artículo mortis, precisamente en las cámaras legislativas federales.

Primero las tesorerías; después la Patria

itinerario4

La cupula omnipotente

Más adelante -consta en nuestras páginas editoriales-, advertimos que el canibalismo galopante en el interior del PAN y el PRD en la pugna por el control de las tesorerías nacionales partidarias impactaría y malograría  el proceso de formación y revisión de las leyes secundarias, que pretendidamente cerraría el turbulento ciclo de transformación jurídica para Mover a México.
Desde luego, no se requirió abrir las entrañas de las aves para augurar que la disputa por las direcciones gerenciales del PAN y del PRD pondría en el piso de remates del Congreso de la Unión la mercancía electoral, cuyo inflacionario etiquetado ha afectado las contrarreformas económicas concebidas para repartir el botín petrolero y de la industria de telecomunicaciones entre aquellos nuevos y viejos Cresos que, por su poder dinerario, se sienten depositarios únicos del derecho exclusivo a alzarse con el santo y la limosna. Los bellacos están en guerra, literalmente a muerte.

Atorón de las leyes secundarias

En eso estamos: La convocatoria a tres periodos extraordinarios de sesiones del Congreso de la Unión, para armar la retacería jurídica que explique y norme las reformas constitucionales, entraron en naufragio.
Puesto que la reforma electorera ha roto el primaveral romance anti natura de los cacicazgos parlamentarios, en lo que hay que insistir es en que, lo que está en riesgo inminente -incluso de inconstitucionalidad-, es el calendario electoral de 2015, con la centralización administrativa de los procesos de más de la mitad de los estados de la República, en los que gobernadores y legislaturas son convidados de piedra.
El putrefacto conflicto por un tema, sin solución de continuidad entre los partidos en ascenso desde que el PRI perdió su histórica hegemonía política (1988), ha acentuado los prejuicios y perjuicios sobre y del sistema de partidos, por la acción de una acerdada partidocracia que se ha erigido en el principal obstáculo a la aspiración democrática de los mexicanos, existentes para las formaciones partidistas y los órganos de gestión electoral, sólo en los momentos de las votaciones constitucionales. Luego, “nos veremos en las próximas elecciones”.

Petróleo, ese oscuro objeto del deseo

Itinerario1La nota dominante en esa crisis, sin embargo, es la definición del cuerpo normativo de la contrarreforma constitucional en materia energética que, teniendo en su centro de gravedad el botín petrolero, se ha dimensionado en la escena internacional. En coro, las trasnacionales de los hidrocarburos e intereses asociados, cantaron, en un primer acto, elegías a los transformadores. El himno se ha pasmado.
El denso proyecto de legislación secundaria en esa materia ocasiona un desvío anticlimático de cara al triunfalismo exultante en torno a la reforma constitucional en diciembre-enero 2013- 2014.
Anticlimático, repetimos, porque una de las reacciones más irritadas durante el seguimiento del procedimiento revisor de la Carta fundamental, fue la mordaza impuesta a los legisladores del PRI, PAN y Verde Ecologista, para que guardaran cobarde y vergonzoso silencio ante las impugnaciones de los detractores de la iniciativa.
Resulta que ahora, desde lo alto burocrático, se conmina a someter a debate el voluminoso paquete de secundarias energéticas para hacerlas entendibles en el llano, a fin de que se construya una opinión pública informada. Es el caso, sin embargo, que, a quienes claman por debate, se les avisa que sí, que el debate va… pero en los mismos recintos legislativos en que las voces disidentes fueron sofocadas.
No obstante, en foros públicos y en otros espacios pretendidamente independientes -algunos impresos; otros electrónicos-, no tantos como fuera deseable, se ha dado voz a los que callan los poderes fácticos.
Buceando en el caudaloso océano de análisis fundadamente autorizados por el conocimiento especializado de sus ponentes, tanto por su dominio en la investigación académica, como por su experiencia empresarial o por su participación directa en el negocio energético, hemos pescado una preciosa perla que da pie a esta entrega periodística. Va.

En busca de recetas en el extranjero

ItinerarioDesde que, durante la Docena trágica azul -como continuismo del salinato neoliberal- quedó clara la obcecada intención de rematar el patrimonio petrolero mexicano, los buscadores de modelo en el extranjero, para no confesar su rendición al estadunidense hablaron del de Brasil, excepcionalmente de algún europeo y, no faltaba más, hasta del cubano que, no obstante ser comunista, se abre al mercado, alegaron los teledirigidos privatizadores nativos.
Con peculiar retórica meliflua, los postulantes de la desnacionalización del petróleo mexicano se dedicaron al culto al modelo noruego. “Vea usted, el Estado noruego comparte el régimen de una industria, esencialmente estratégica, con la empresa privada. Ahí están los exitosos resultados, como catedral gótica”, argumentaron.
Para reforzar su argumento, esos publicistas del mercado tomaron un dato clave: Noruega, con su gestión petrolera compartida con la inversión privada, ha creado un fondo de 700 mil millones de dólares, capitalizado con los excedentes de la renta petrolera. ¡Y esos recursos son patrimonio social! disponible hasta para sufragar gasto vacacional y, por supuesto, que es lo importante, para garantizar a los noruegos una decorosa pensión en su retiro laboral. Lo cual es cierto.

Como Noruega, ¿rechinando de limpios?

Pero es cierto, también -dato soslayado por los publicistas del mercado domésticos, como si fuera un dato baladí- que, en la percepción del combate a la corrupción, en una evaluación de 177 países, Noruega aparece en quinto lugar por la limpieza en  administración pública. El mismo monitoreo (de Transparencia Internacional) coloca a México en el sitio 106 entre los 177 países encuestados. ¡Qué tal! Pequeña diferencia ética.
La semana pasada, entre algunas reflexiones públicas que escuchamos sobre tan espinosa cuestión, se nos enchinó la piel cuando creímos entender -y estuvimos atentos a la repetición del análisis- que, dado el sombrío e impune historial de la administración del petróleo mexicano y las tendencias del contenido de las iniciativas de legislaciones secundarias en materia petrolera, parecería que México se inclina más hacia el modelo nigeriano. Espeluznante.
Y es que, volviendo por nuestra parte a la percepción sobre la corrupción, Nigeria aparece en el lugar 144 entre los países evaluados -según el combate a esa devastadora peste-, a años luz de Dinamarca y Nueva Zelanda, los impolutos.

En Desarrollo Humano, casi empatados

La prosperidad petrolera de Nigeria no se compadece con otro dato: En el Índice Desarrollo Humano (IDH) -según indicadores de la ONU: Vida larga y saludable, conocimientos y nivel de vida digno-, Nigeria está en el sitio 142.
PARA ITINERARIO 2015México, en esa misma asignatura, está en el lugar 56, y eso que algunos sociólogos orgánicos presentan a la mexicana como una sociedad de clase media. ¿Qué le puede pedir al Primer Mundo? Noruega, en la tabla correspondiente, está en primerísimo lugar.
¿Quién se queda con la renta petrolera de Nigeria que, desde la década de los 60s, del siglo XX, ingresó al mercado petrolero, que le ha generado (sólo hasta 2009), más de 600 mil millones de dólares estadunidenses, lo que la coloca al país en el octavo lugar como potencia en el ranking mundial?
Contestemos con palabras de Andrey Gaughran, del directorio de Amnistía Internacional (AI): “La destrucción de los medios de vida y la ausencia de resarcimiento y rendición de cuentas ha llevado a algunas personas a robar petróleo y destruir infraestructuras petroleras con el objeto de conseguir una indemnización o contratos de limpieza”.

Las raíces del mal

Esa es la aterradora consecuencia. El aterrador origen es otro: En el Delta del Níger se concentra 90 por ciento de la explotación de petróleo. Sus usufructuarios son la imperial Shell Petroleum Development, filial de Royal Dutch Shell, principal operador en tierra firme. Con menor participación, está la italiana ENI.
PRINCIPAL PARA ITINERARIOLa Shell, a cuyo servicio están miembros del ejército nigeriano, permanece indiciada por la incesante violación de Derechos Humanos contra el pueblo nigeriano, en especial los derechos al agua y a la alimentación. Obviamente, Shell se defiende como blanca paloma. Después de todo, Nigeria es considerada feudo indisputable de los europeos, sus fundadores.
Retomando el informe de Gaughran: “La industria petrolera del Delta del Níger, en Nigeria, ha traído miseria, conflictos, abusos y desesperación de las personas que viven en las zonas productoras de petróleo. El Delta del Níger es uno de los diez ecosistemas y marino-costeros más importantes del mundo y viven en él 31 millones de personas. Ahí se encuentran enormes depósitos de petróleo que se reparten entre el gobierno y las petroleras trasnacionales”.
Asegura el relator de AI: “Cada vez es más frecuente que los grupos armados exijan mayor control de los recursos de la región, a la vez que cometen robos a gran escala y piden rescate por trabajadores petroleros secuestrados. Al tomar represalias por el activismo y la violencia, el gobierno a menudo hace uso excesivo de la fuerza y somete a comunidades a actos de violencia y castigos colectivos, lo que alimenta la ira y el resentimiento”. Hasta aquí AI.

La irrupción de Boko Haram

En el escenario de barbarie, subyacente desde la década de los sesenta, para júbilo de los neocolonialistas han irrumpido recientemente los extremistas islámicos, encarnados en una de sus ramas más feroces por el movimiento Boko Haram (los kaibilis y Zetasafricanos),  cuya bestial técnica de tierra arrasada no hace excepción de víctimas, tope en las resoluciones de la benemérita ONU, cuyo valor no alcanza ni el de una cristiana llamada a misa.
Entre abril y mayo pasado, las buenas conciencias se escandalizaron por los masivos repetidos secuestros de niñas nigerianas a fin de colocarlas en el mercado de carne núbil para placer de los pederastas.
El pasado 7 de mayo, un mortificado secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade levantó muy quedito su voz para condenar aquellos atentado, santo y seña del exterminio de los pueblos originarios de África.

El destino ya nos alcanzó

nigeria_020IMG_1134Como avanzada de la invasión de las petroleras trasnacionales sobre México, ya están afincadas en territorio nacional las trasnacionales de la minería, con todo y sus sicarios.
En vías de ensayo a escala, ahora mismo las mineras practican con los indígenas mexicanos la misma estrategia que aplican en Nigeria la Shell y compañía, y sus competidoras. Las mineras extranjeras, entre las que predominan las canadienses, están en tesitura de convertirse también en usufructuarias del petróleo desnacionalizado.
Los que sepan rezar, que recen. Que el Dios de los neoliberales los escuche, es otra cosa muy distinta. La Guadalupana ya es marca registrada. Lo que viene es la reencarnación de Huitzilopóchtli. ¿O no está presente ya en Michoacán, Guerrero, Estado de México, Tamaulipas, Morelos y puntos intermedios? Hay rumores de que sí.

Latest posts by Abraham García Ibarra (see all)


Related Articles

Ahora, Tamaulipas La Federación asume reto de monstruosa dimensión

  RECIÉN EFECTUADAS LAS ELECCIONES generales de 2012, el supremo comandante de las Fuerzas Armadas mexicanas, Felipe Calderón Hinojosa ordenó

En el mismo lugar y con la misma gente II

Reforma política con ricas pensiones vitalicias a magistrados electorales   LA HISTORIA POLÍTICA FINISECULAR del II Milenio mexicano consignará que

BAJO LA LUPA El máximo error estratégico de Washington, según The National Interest

  Por salud dialéctica y cartesiana vale la pena sopesar las variadas reacciones sobre la sangrienta evolución de la preguerra