Documental de la barbarie contra los armenios: Subasta de Almas

Documental de la barbarie contra los armenios: Subasta de Almas

 

Un par de desgarradores documentos sobre la genocida acción otomana contra el pueblo armenio, realizado poco después de la descarada masacre perpetrada por los turcos, por una fugitiva del harem y con la participación de miles de las víctimas refugiadas en EE.UU. 

 

Muchachas armenias crucificadas durante el genocidio.El atroz genocidio del pueblo armenio es poco conocido y en muchos casos sólo los especialistas han tenido acceso a la información.
Muchos de los documentos, por no decir prácticamente todos en Turquía han sido eliminados pues los turcos, hasta la fecha, se niegan a admitir su responsabilidad en esta labor de exterminio de millón y medio de seres humanos de la población armenia cristiana residente en el antiguo imperio otomano (Voces 317). 

Crónica de una sobreviviente

Por fortuna para la historia y la debida crónica periodística, no todos los documentos se perdieron, hubo fotografías tomadas por oficiales alemanes (entonces la Alemania del Kaiser era aliada de los otomanos), así como relación de los hechos que aquellos rudos prusianos consideraron repugnantes y denigrantes.
Pero posiblemente el documento más estremecedor es el de una sobreviviente: Arshaluys (Aurora) Mardiganian, quien junto con su familia fue hecha prisionera por los turcos y condenada a una deportación hacia la actual Siria, en la cual murieron miles por agotamiento, hambre y sed.
AURORA MARDIGANIAN

Aurora Mardiganian

Aurora, por ser una chiquilla bonita, tenía entonces 14 años, fue apartada junto con varios otros cientos de adolescentes, destinadas al harem de los beduinos kurdos por supuesto, antes de ser llevadas a los mercados para su venta en el equivalente a 85 centavos de dólar.
Todas ellas fueron violadas repetidamente por los soldados y funcionarios turcos. Una práctica turca común con los prisioneros (incluidos hombres) que se dice sufrió el propio Lawrence de Arabia al ser hecho prisionero. Lawrence luego se vengaría de manera atroz, pero esa es otra historia.
Arshaluys fue expuesta en el mercado de esclavos y vendida, fue conducida al harem y convertida en juguete sexual de su dueño.
Pero, luego de un tiempo y en circunstancias narradas en su libro, logró escapar y llegar finalmente a EE.UU donde se encontraban asilados muchos armenios fugitivos de la masacre. El libro Ravished Armenia se convirtió en un best seller; primer documento de una sobreviviente, publicado en 1918.  

El rugido del león

Auction of Souls

Auction of Souls

Entonces hizo su aparición la Metro Goldwin Mayer, la compañía se interesó en el tema y bajo la dirección de Oscar Apfel realizó la cinta muda de 85 minutos de duración Subasta de las Almas
El estreno de Subasta de las Almas se celebró el 16 de febrero de 1919, en el Plaza Hotel, de Nueva York bajo los auspicios de Oliver Harriman y George Vanderbilt, los miembros más prominentes del Comité Americano para el alivio armenio y sirio.
En 1920 ya se la consideraba (y lo era) el primer documento cinematográfico sobre un genocidio en el siglo XX.
Libro y película recaudaron en su momento la monumental cantidad para aquellos años de 30 millones de dólares, suma que de acuerdo al contrato con el Comité fue entregada como ayuda a 60 mil huérfanos armenios en el Medio Oriente.
En la cinta participaron más de 10 mil refugiados armenios en California y 200 niños de la misma etnia; la propia Aurora Mardiganian participó en las escenas de la deportación y rapto.
La cinta se convirtió de inmediato en un éxito completo, entre otras cosas por su crudeza extrema que hizo que fuera censurada en varios países… sin embargo, fue proyectada en América Latina (incluido México), antes de ser definitivamente retirada y enlatada por la mojigatería que en vez de ver atrocidades consideraba que se trataba de imágenes obscenas.
Para colmo de desgracias la cinta se perdió: unas versiones dicen que se quemó (o fue quemada) pues el nitrato de plata con el que se hacían aquellas películas es altamente inflamable, otra versión plantea que original y copias se hundieron en un barco otras insisten en que los propios productores la destruyeron por presiones de los moralistas o que fue robada de los archivos de la MGM para ser vendida a algún coleccionista.
image003Hasta 1994 se creyó que la cinta había sido destruida en su totalidad, pero gracias a los esfuerzos de un armenio-argentino,Eduard Gozanlian, fue hallado uno de los nueve rollos con duración de 20 minutos; gracias a eso una parte de la cinta, reeditada con sonido y subtítulos en inglés, puede verse hoy en You Tube. Recientemente fue colocada una nota al respecto diciendo que las chicas armenias crucificadas eran fotografías guardadas en la biblioteca de El Vaticano (…) Es inexacto, son imágenes de la cinta, al igual que las de las mujeres empaladas en espadas para diversión de sus captores.
Y, para quienes crean que esta atrocidad islamista es una ficción del cine mudo, habrá que remitirlos a la más reciente acción del grupo radical yihadista Boko Haram en Nigeria, donde casi 300 niñas cristianas de entre nueve y 15 años fueron secuestradas por estos salvajes que consideran la educación occidental pecado.
Cincuenta de ellas lograron escapar y han referido que, al igual que en el caso armenio, las chicas han sido violadas repetidas veces (hasta 15 violaciones diarias si se niegan son degolladas), obligadas a convertirse al Islam, para luego ser vendidas en los mercados de esclavos (si, aún existen esos)… por 12 dólares, para ser conducidas a países islámicos extremistas donde es de imaginar cuál será su futuro.
Esto ha sido confirmado por el líder del grupo, quien orgullosamente proclamó que tal acto le había sido ordenado por el mismísimo Allah, el compasivo, el misericordioso

 



 

El colmo del cinismo

 

Turquía expresó su pésame a los “nietos” del genocidio armenio, pero no pidió perdón. El primer ministro Erdogan evitó la palabra «genocidio», a pesar de que muchos historiadores consideran que lo llevado a cabo por los

Jóvenes Turcos que gobernaban el Imperio otomano fue el primer exterminio sistemático de un pueblo en el siglo XX.
Erdogan, un millon y medio de armenios no pueden leer este mensaje

Erdogan, un millon y medio de armenios no pueden leer este mensaje

Deseamos que los armenios que perdieron sus vidas en el contexto de principios del siglo XX descansen en paz y expresamos nuestras condolencias a sus nietos”. Estas palabras del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, constituyen una importante novedad en Turquía respecto al genocidio armenio de 1915.
Erdogan evitó la palabra, genocidio, en su pésame oficial a los “nietos” de los que “perdieron sus vidas en el contexto de principios del siglo XX”, como evitó asimismo pedir perdón.
Turquía ha negado siempre que la masacre de más de un millón de armenios que comenzó en la noche del 23 al 24 de abril de 1915 fuera un genocidio, aunque los historiadores consideran que lo llevado a cabo por los Jóvenes Turcos que entonces gobernaban en el Imperio otomano fue el primer exterminio sistemático de un pueblo en el siglo XX.
Es algo muy importante. Esta referencia a los sufrimientos es la primera vez que ocurre, aunque sea simbólico, comentó Etyen Mahcupyan, intelectual turco de origen armenio, según recogió la prensa.
Según el diario Zama, la conmemoración del centenario del inicio de las deportaciones en el 2015 enturbiaría aún más la imagen internacional de Turquía, sobre todo ante una Francia a la que necesita para su acercamiento a Europa, pero que en el 2012 prohibió la negación del genocidio armenio.
Tras las palabras de Erdogan, miles de armenios que participaban en una marcha en Eriván quemaron una bandera turca y después se dirigieron al Tsitsernakaberd, monumento dedicado al genocidio.


Related Articles

Edición 318

  Un par de desgarradores documentos sobre la genocida acción otomana contra el pueblo armenio, realizado poco después de la

The Guardian y The Washington Post ganan el Pulitzer por revelar el espionaje de la NSA

Aunque el premio fue para los diarios, Snowden reconoce la valentía de los reporteros   EL DIARIO BRITÁNICO  The Guardian

La Cumbre de Medellín, veinte años de urbanidad

DOS HECHOS OPUESTOS MANTIENEN  los reflectores sobre Colombia. Uno, sin duda, enluta al exuberante país y esparce  un halo de