CRÓNICA NACIONAL México, ¿“conejillo de Indias” para cambios que no fructifican?

CRÓNICA NACIONAL México, ¿“conejillo de Indias”  para cambios que no fructifican?

 

CUARENTA Y CUATRO AÑOS DE CRISIS  continua es demasiado para cualquier nación del globo terráqueo. En México, por la decadencia en lo económico-social, la preservación de nuestra soberanía nacional e independencia política  se encuentran en nivel crítico, y a punto de cumplirse el medio siglo de un acelerado empobrecimiento  de la población -en contraste  con las insultantes fortunas de los oligarcas-  causa desesperanza en la inmensa mayoría ciudadana de un México digno de mejor suerte.

 

p_29_04_2014En las cúpulas gobernantes se ha perdido la vocación de servicio y por eso vemos que, en contraste  con la falta de cumplimiento  a las promesas de parte del actual jefe de la Casa Blanca, Barak Obama -quien se da gusto expulsando indocumentados mexicanos y separando  a familias enteras-, no hay una autoridad mexicana, en este caso, la secretaría de Relaciones Exteriores, capaz de realizar una defensa ante la violación de los derechos humanos de muchos compatriotas, por la separación obligada de sus hijos.
No se vislumbran visos de solución a los más graves problemas en el país. El narcotráfico sigue intocable, porque las detenciones de capos como El Chapo Guzmán Loera, dan la impresión que más bien se trata de recursos mediáticos y no de soluciones auténticas  al avance de consumo de drogas,  ya sea en los EU, ya sea en México.
Presumiblemente, por falta de oficio político, en Michoacán  algunos  comentaristas creen ver el desbarrancamiento  de una solución que se puede dar con los autodefensas, puesto que existe la experiencia de las defensas rurales, creadas  por el presidente Benito Juárez y que, en materia de seguridad pública, lograron buen éxito también  a lo largo del período porfirista, cuando fue abatido el bandidaje, sobre todo en los caminos de aquél entonces en u abundaban  los asaltos a las diligencias.

Gasolinazos, Talón de Aquiles 

Allan Knight.

Allan Knight.

Es absurdo  que en México el precio de los combustibles sea más elevado que en los EU.. En nuestra nación, eminentemente petrolera,  los especialistas consideran que la gasolina, el gas y el diesel, deberían estar  al alcance del público en materia de precios.
Todo mundo sufre los gasolinazos de cada me,  y las amas de casa son las primeras en angustiase, porque el escuálido “gasto familiar”  que se les entrega, resulta insuficiente ante el encarecimiento del gas.
Con alzas mensuales en esos combustible -pese a ser nosotros un país petrolero-    ¿cómo puede ser competitiva la industria mexicana? ¿Cómo  crear una economía nacional sana si la economía familiar  está a nivel de quiebra?
Alan Knight,  investigador de nacionalidad británica que se ha ocupado de estudiar la realidad económica y social en nuestro país, en entrevista con La Jornada denuncia “el abandono del ideario de la Revolución mexicana” por los hombres que se cobijan ahora bajo los colores tricolores de partido representativo del Movimiento de 1910, iniciado por Francisco I. Madero.
Magana1Los análisis de Knight no hay que echarlos en saco roto, porque los más grandes postulados  de la Revolución mexicana  han sido relegados; entre ellos la reivindicación de los derechos de los trabajadores y sus conquistas laborales; y la Reforma Agraria,  que se ha nulificado con los cambios al Artículo 123 que ponen a los terrenos ejidales y comunales a merced de la voracidad de los latifundistas, los concesionarios mineros y lo que vendrá con la reforma energética, cuyos concesionarios también demandarán tierras a costa de los campesinos, con el argumento de que necesitan grandes extensiones para la instalación de su maquinaria

¿Conejillo de Indias? 

Defensas rurales, armados con viejos Mauser.

Defensas rurales, armados con viejos Mauser.

Es cada vez más generalizada la creencia de que  somos un país convertido en “conejillo de Indias”, porque se ha desmantelado lo que ya teníamos para sustituirlo por algo nuevo  que aún tiene muchas sorpresas  no gratas precisamente, y tal percepción  parece justificarse dado que,  de hecho, tal como lo dicen los tecnócratas autores de las reformas que se pretenden imponer,  aspiran a ser el motor  de “un nuevo México”, que sirva de modelo para que otras naciones  apliquen lo que ahora se ensaya en México. El tiempo,  tarde o temprano, despejará esta incógnita
Allá en la década de los años 30 del siglo pasado, cuando se desarrollaba  el terrible drama de la Guerra Civil Española (1936-1939),  se comentaba en el mundo  que España era el “conejillo de Indias”  para ensayar  nuevas armas y métodos de lucha; incluso, a nivel de población urbana, con vistas a la Segunda Guerra Mundial.
Rurales, los famosos Cuerudos de Apatzingan.

Rurales, los famosos Cuerudos de Apatzingan

Sobre todo los bombardeos a la población civil fueron ensayados en esa contienda y luego en la Segunda Guerra Mundial vino el drama de las naciones sujetas a la lluvia de bombas explosivas arrojadas desde los aviones. Hoy, las guerras no son solamente militares como en Afganistán, Irak, Bangladesh, etcétera. sino también económicas.
Es indudable que, en el muy remoto caso de tener éxito el conjunto de reformas económicas y sociales en nuestro país, éstas serán  objeto de aplicación en otras naciones.
Mientras, los problemas sin solución hasta ahora en México, parece ser tendrán que aguardar durante un tiempo difícil de pronosticar, porque si, como dice la frase, Zamora no se hizo en una hora,  a una nación  no se le  puede cambiar  “de la noche a la mañana”, como se pretende.

Latest posts by Manuel Magaña Contreras (see all)


Related Articles

Falleció Shirley Temple.

  Fue conocida como la niña prodigio de Hollywood.     Alcanzó la fama en Hollywood en los años 30

Bachelet, “Mujer Presidenta e imitación latinoamericana de Merkel”

PATRIARCADO   María Galindo suele decir lo que otras no se atreven a mentar. Fuera de lo políticamente correcto, ubica

Ahora, Tamaulipas La Federación asume reto de monstruosa dimensión

  RECIÉN EFECTUADAS LAS ELECCIONES generales de 2012, el supremo comandante de las Fuerzas Armadas mexicanas, Felipe Calderón Hinojosa ordenó