Impunidad: azote de la Libertad de Expresión

Impunidad: azote de la Libertad de Expresión

CELESTE SÁENZ DE MIERA Y AGUIAR

Secretaria General y patrono presidenta
de la Fundación Antonio Sáenz de Miera Fieytal, I.A.P.

 

Una vez más, aquí reunidos, en el templo de la Libertad de Expresión, en esta ágora que es casa de todos. Bienvenidos a la XLIII entrega de reconocimientos a la que, desde hace 63 años, convocó por primera vez nuestro fundador, don Antonio Sáenz de Miera y Fieytal. 63 años de reconocimiento entre pares.

Ajeno a cualquier interés que no sea el periodismo, digno, libre independiente económica y políticamente, este año, se recibieron 8,103 trabajos. Gracias por su confianza.
Queridos amigos: A nadie escapa la cuesta arriba en que se encuentran el verdadero periodista y el verdadero periodismo: Entre fuego cruzado.
El panorama, nunca como hoy, es paradójicamente más confuso, pero también más claro.
En medio de guerras no convencionales, donde la denuncia y la ética son un crimen, y de invasiones disfrazadas de revoluciones, pero inoculadas y financiadas desde afuera, para que desde adentro las sociedades implosionen y sean así presas debilitadas por y para súper poderes reconcentrados en unos cuantos grupos y elites, es que la palabra se convierte en peligrosa arma no convencional.
Por ende, quienes la concentran, pueden difundirla para informar responsable y pluralmente documentada y ser vehículo del derecho a conocer y por ende a decidir, convergiendo en libertad y justicia, o ,por el contrario, replicar propaganda camuflada de información, cometiendo así, con alevosía y ventaja, crímenes de pensamiento, convirtiéndonos en muertos vivientes, aislados, indolentes e impasibles de mercenarios.
Es un reto pero, afortunadamente, la ventana a la que se asoma ahora el ciudadano, ya no da solamente a nosotros… ya tiene vista a la calle,. La calle desde la que se vive, se transita y se manifiesta; esa que es de todos, aunque también nos digan que tiene dueños y que en cualquier momento pueden restringir. Es, por eso, fundamental protegerla jurídica y socialmente. Todos juntos de la mano.
Multiplicadores de voces han sido abatidos en el mundo entero, pero ahora debemos voltear a nuestro amado México, para documentar nuestra inquietud e indignación, y citar la estadística de la ignominia:
De 2007 a 2013, fueron cometidos más de 50 homicidios contra oficiantes del periodismo; a la acción directa ya consumada, se agregan al menos 217 amenazas en el mismo periodo. Sólo en 2013, los crímenes de odio contra la Libertad de Expresión sumaron 123 casos más que en 2012.
De las agresiones, sólidamente documentadas, 90 por ciento han sido dirigidas a personas. Diez por ciento contra instalaciones de diversos medios. Con la novedad ahora, de que los medios alternativos están siendo inhibidos por la amenaza cibernética.
No existe un estado de la República -uno sólo- en que el mapa de México nos ofrezca un espacio seguro para el ejercicio periodístico. Por citar el ejemplo más aberrante, de 2010 a 2013, en Veracruz han sido ejecutados 11 colegas..¿Y el asesinato de Gregorio Jiménez?¿Esclarecido?¿Qué, una vida es menos  que 330 casos, documentados de agresiones en 2013? ¿No nos dicen nada? Todos estos hechos, hablan muy clara y dolorosamente de la deuda que tiene la justicia mexicana con el gremio.
El Club de Periodistas de México, sostiene un doloroso seguimiento de esos crímenes desde la década de los ochentas del siglo pasado. Ahora nos enteramos que la fiscalía especial para la atención de delitos contra la libertad de expresión, de la procuraduría general de justicia, reporta más de 490 expedientes de denuncias por atentados y amenazas al ejercicio periodístico.
¿Qué explica entonces, el incesante incremento de esos crímenes contra la libertad de expresión? La explicación tiene un solo y monstruoso nombre: ¡¡¡Impunidad!!!…Elevada al grado de pandemia; de genocidio por acción y por omisión.
Desde aquí, como siempre y por siempre, el Club de Periodistas de México, fundado por don Antonio Sáenz de Miera, reafirma su militancia en el compromiso con la sociedad y hace votos porque las conciencias lúcidas que actúan en las trincheras civiles y desde los espacios de autoridad política, tomen nota de que no puede haber democracia, ahí donde la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información son considerados una concesión gratuita y no heroicas conquistas de la cultura y la civilización.
Por ello, gracias, gracias al ejercicio en dignidad y libertad. Gracias a ésos 8,103 trabajos que se traducen en confianza y compromiso.
¡Que viva el Certamen Nacional e Internacional de Periodismo! ¡Que viva el Club de Periodistas de México! ¡Que viva la razón y la solidaridad!
¡Que viva México!

Tags assigned to this article:
Celeste Sáenz de Miera discurso

Related Articles

Certamen Nacional e Internacional de Periodismo 1952 – 2014

Juan Carlos Sánchez Magallán, jurado calificador; Yuri Serbolov, jurado calificador; Alexander Luchaninov, Rusia Today; Juan Amael Vizzuet, jurado calificador; Diego

BAJO LA LUPA Blackstone de los Rothschild, del 11-S al MH 370 de Malaysia Airlines

ALFREDO JALIFE-RAHME* Son tiempos del espionaje cibernético, pero también de Edward Snowden, asilado en Rusia, cuyas filtraciones están desestabilizando a

MOLINO DEL REY El sexenio es fatal: Sólo tiene 72 meses

ABRAHAM GARCÍA IBARRA    Cuando, en 1988, Carlos Salinas de Gortari tomó por asalto Los Pinos, en operación que el