DEFINICIONES Nuestra economía interna no tiene para cuando “detonar”

DEFINICIONES Nuestra economía interna no  tiene para cuando “detonar”

MANUEL MAGAÑA CONTRERAS

 

¿Entenderán ésto los tecnócratas que han multiplicado el número de pobres en México?

 

La economía interna de México no tiene fecha para  el inicio  de su recuperación, luego de los zarpazos de los tecnócratas  que han hecho que diez multimillonarios  de la oligarquía dominante  tengan riquezas acumuladas superior a las del pueblo de México en su conjunto.

 

La tardanza para que empiece  la “detonación” de la etapa de productividad tan prometida durante la pasada campaña política y lo que va de la presente administración,  ya preocupa no sólo a los expertos, sino también a los miembros del gabinete en funciones  quienes reiteradamente hacen referencias a que  “con las reformas  estructurales y sobre todo la energética,  más fuentes de trabajo y mejor pagadas   y mejor  calidad de vida  como resultado de los programas de productividad de bienes  que está por empezar”.
Preocupa, ciertamente, que a  16  meses de la presente administración federal, lo prometido no tenga visos de materializarse.
Por ejemplo, Enrique Galván Ochoa, en su columna DineroLa Jornada, 20 de marzo   de 2014-, opina que la tardanza  para hacer realidad la promesa de  progreso en México con base en la  productividad, se debe a que  los neoliberales del gabinete peñista “pusieron la carreta delante de los bueyes  y el resultado es que las reformas están fallando para prender la economía”. Cree que primero debían  haber recuperado la paz  en las regiones ensangrentadas por la violencia y abatido la corrupción para colocarla en nivel estandar.

Sobre arenas movedizas 

Hay elementos de sobra para afirmar  que  nuestra economía interna  está asentada sobre arenas movedizas, lo que ha motivado  que el peso esté devaluado a cerca de 14 pesos por dólar, lo que constituye  un rudo golpe a empresarios mexicanos porque tienen que adquirir materias primas importadas a precios cada vez mayores.
Ustedes los ricos.

Ustedes los ricos.

Se requiere de una labor de titanes para enderezar la economía interna mexicana,  que cada mes sufre rudos golpes con los gasolinazos  que encarecen la productividad en México  y la ponen en desventaja frente a los programas de producción de bienes de otros países.
Por elemental lógica, se llega a la conclusión de que, mientras persistan los gasolinazos mensuales, la “detonación” de los programas productivos en México es cosa harto difícil.
La euforia mediante la cal se prometían mejores niveles de vida para los mexicanos aún o se diluye  desde el ámbito oficial,  pero está claro que la impunidad  que prevalece en nuestro país por la cual se deja sin castigo a quienes saquean el país, es motivo de desconfianza tanto de propios como de extraños.
Tras la información, parte de ella contradictoria, con motivo de la aprehensión de El Chapo Guzmán, las cosas siguen igual y las remesas al exterior y el narcotráfico a nivel interno en México, no ha sufrido mengua ninguna.
El caso de los señalados fraudes en Oceanografía por muchos millones de dólares, en perjuicio de Banamex y hasta Del Seguro Social, el Infonavit y otras dependencias,  ha generadlo desconfianza porque ninguno de los señalados como culpables está tras de las rejas.
La inseguridad  pública, que sigue adelante, es otro factor  que impide el inicio de programas productivos.

Insuficientes consumidores 

Ningún programa de productividad  es realizable si no se dispone de una masa de consumidores. En México,
mo.De acuerdo a la Asociación Mexicana  de Estudios para la Defensa del Consumidor (Amedec), en México  la masa de consumidores se encuentra en estado agónico, ante la depreciación del salario del trabajador.
Señala que, en lo que va del año 2000 a la fecha,  los haberes de los trabajadores de ha debilitado en aproximadamente 48 por ciento. Sin consumidores, señala,  no hay demanda  a nivel interno y, por tanto, es sumamente difícil pensar en programas de productividad si en el pueblo mexicano no hay capacidad de compra.
Recomienda la asociación que por propia conveniencia, el sector empresarial debería autorizar un aumento al salario,  para que el empleado tenga dinero para comprar aunque sea un mínimo de sus satisfactores.
¿Cuándo serán  “detonados”  los programas de productividad que nos tiene prometidos el ejecutivo federal? La respuesta a esta pregunta no existe.
Y no existe, porque el mexicano , de acuerdo a  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  en México “cuatro de cada 10 perdonas no tienen dinero para comprar alimentos”.
DineroLa existencia de una masa de consumidores pobres por el insuficiente salario que se le paga al trabajador,  hace difícil el desarrollo de nuestra economía interna.
Esta insuficiencia de recursos económicos entre la población, incide en el hecho de que  en México  anualmente son creadas  entre 350 mil y 400 mil empresas pequeñas y medianas (Confederación  Nacional de Cámaras Industriales),  de las cuales  la mitad quiebra antes de un año  y únicamente el 10 por ciento llega a sobrevivir  cinco años.
Entre las causas de desplome económico, está  la pérdida del poder adquisitivo del salario del trabajador. Según expertos, para llegar a  la etapa de productividad deseada  a nivel interno, lo primero que debe hacerse es mejorar el salario del trabajador.
¿Entenderán esto  los tecnócratas que han multiplicado el número de pobres en México?

Latest posts by Manuel Magaña Contreras (see all)


Related Articles

Vientos de cambio contra el neoliberalismo. Periodismo crítico, vital para que la Población abandone temor y apatía

MARIO MENDEZ ACOSTA en el Certamen Nacional de Periodismo 2014.   Es un orgullo para el Club de Periodistas de

Michoacán geoestratégico. Gran viraje contra los autodefensas

RODOLFO SÁNCHEZ MENA   La guerra en el búnker  de Enrique Peña Nieto es por la sucesión presidencial. El escenario de

Musulmanes emiten fatwa prohibiendo a sus fieles vivir en Marte

A TRAVÉS DE MIS CRISTALES HÉCTOR CHAVARRÍA   Líderes musulmanes emitieron una fatwa contra cualquier persona que viva en Marte