A FUEGO LENTO Oceanografía y el efecto dominó que viene

A FUEGO LENTO Oceanografía y el efecto dominó que viene

ENRIQUE PASTOR CRUZ CARRANZA

 

                                                                                                                                       “No basta que todos sean iguales delante de la Ley.
Es necesario que la Ley sea igual delante de todos
”.

                                                                           Salvador Allende

Para los nativos del Carmen (Campeche), en la década de los 90s. hablar de Oceanografía significaba citar una de tantas pequeñas empresas que buscaban con afanes  desesperados un contrato o subcontrato dentro de la actividad petrolera, con la finalidad de subsistir en el tremendo océano de posibilidades del Golfo de México y los trabajos de Pemex, siempre apetecidos por los nuevos corsarios del oil.

 

Según el ranchero Fox, sus familiares nada tienen que ver.

Según el ranchero Fox, sus familiares nada tienen que ver.

Las cosas cambiaron radicalmente, cuando desde Los Pinos se planteaba la posibilidad de una “alternancia democrática obligada” en los acuerdos del presidente  de México Ernesto Zedillo Ponce de León con su salvador Bill Clinton, después de aquella tragedia financiera del error de diciembre de 1994  y el rescate leonino por parte del Tesoro norteamericano, condicionando el embargo de la facltura petrolera, revisión de tratados de límites y aguas, desaparición oficial de Isla Bermeja  y el control de toda la política energética  por El Coloso del Norte.
Sirvieron a esos objetivos las claras fracturas políticas del sistema colapsado por los conflictos de Zedillo y Salinas; así como aquella renuncia de liderazgo partidista de Zedillo, que marcó la denominada sana distancia.
Antes de las elecciones presidenciales del 2000, ya había quedado muy claras las diferencias entre el tradicional PRI y las fuerzas empresariales globales en busca de romper bloques nacionalistas y revertir los efectos de la gesta histórica energética de Don Lázaro Cárdenas del Río para apoderarse  del tesoro de muchos representado por Pemex.
En Isla del Carmen se vivían las trasmutaciones más sorprendentes de dos empresas de muy pequeño calado. Oceanografía, de Amado Yañez,y  el Grupo Energético del Sureste, del Clan Mouriño, ambos más cercanos a la quiebra que al éxito. Los contratos dados por la paraestatal y la buena fortuna con los negocios de las gasolineras de ambas empresas las unieron de la mano con el naciente movimiento de  Amigos de Fox. En Campeche se otorgaba el supremo grado de “mariscal de los amigos de Fox” al empresario español y patriarca del grupo Carlos Mouriño Atanes .
Salinas de Gortari y Fernandez de Cevallos .

Salinas de Gortari y Fernandez de Cevallos .

La propuesta inicial para su sucesión del propio Ernesto Zedillo se llama  Francisco Labastida Ochoa, pero la resistencia del grupo priista comandada por el yerno de El profesor Carlos Hank González, Roberto Madrazo Pintado, creó todos los conflictos, descarrilando la propuesta, de la misma forma que ya había reventado el proyecto “A”  en la  Secretaría de Gobernación, con el consentido pero inexperto  Esteban Moctezuma Barragán.
Carlos Hank Gonzalez.

Carlos Hank Gonzalez.

La campaña de Labastida Ochoa chocó con la férrea oposición del grupo en el sureste petrolero, teniendo como activos en contra a altos beneficiarios del sistema-empresarial-político-energético que se habían iniciado en el gobierno de José López Portillo  y que, con el maestro Hank González mantenían la dirección de la paraestatal como activo de Atlacomulco.
Vicente Fox Quesada transitó con todas las facilidades, mientras el desprestigio y escarnio Labastida llegaban hasta la parodia de Francisca la vestida, escenificada por el desaparecido actor travesti  Francisco García Escalante Francis, parte de la familia política del júnior Juan Camilo, y que, con su frenetismo vulgar e insultante,  impactó en el sureste la campaña del abanderado del PRI, traicionado por activos del grupo exquisito  de Jorge Carpizo Mac Gregor, después de que Labastida fuera convencido de entregar el control de todas las candidaturas a diputados y senadores del PRI al Hank González. .
Con Fox como presidente, y Raúl Muñoz Leos en la Dirección General de Pemex, tanto la empresa Oceanografía como el Grupo Energético del clan Mouriño vivieron nuevos tiempos de bonaza con la gran lluvia de contratos asignados por la paraestatal en forma directa o haciendo alardes de poder y tráficos de influencias sin el mínimo rubor.
Desde el principio de la administración foxiana esas empresas mostraron no solamente una ambición insaciable de negocios con el petróleo, sino insolente soberbia al alardear de haber llegado a la Presidencia para estar un mínimo de 30 años.
Carlos Mouriño Atanes.

Carlos Mouriño Atanes.

Se presumía sin decoro la faena política para sacar al PRI de Los Pinos, con fuertes apoyos españoles de José María Aznar, Mariano Rajoy y el gran patriarca del Partido Popular Español Gabino Fraga.
El éxito de Amado Yáñez y de los Mouriño atrajo  de inmediato la atención de propios y extraños por contar con el respaldo del poder de  Marta Sahagún y el tráfico de influencias de sus hijos (entenados presidenciales de Fox) para convertir a la naviera Oceanografía en el sueño supremo del Rey Midas.
Los  nombres del hermano de Marta, Guillermo Sahagún y de sus hijos Jorge y Manuel Bribiesca,  fueron “ábrete Sésamo” para pasar impunes todo tipo de denuncias, evasión de impuestos, simulaciones, fraudes y tráficos de contratos al por mayor.
Para muchos analistas del actual estado del conflicto que afronta esta naviera, las cosas se dieron gracias a la pusilánime actitud y/o complicidad y protección que desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se proporcionaron en los tiempos de Francisco Gil Díaz quien, a pesar de haber contado con expedientes de evasión fiscal de la empresa  Oceanografía, hasta por 20 millones de dólares, no recurrió a la PGR y su entonces titular Daniel Cabeza de Vaca.  Nadie pudo dar curso a los evidentes fraudes y beneficios ilegales de contratos con Pemex, gracias a las artes del diligente abogado de la paraestatal,  César Nava.
Mienten a los mexicanos y al presidente Enrique Peña Nieto  el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin y el procurador general de la República Jesús Murillo Karam cuando aseguran que no se ha dañado el patrimonio financiero de Pemex y que los modos de operar los fraudes son ajenos a la paraestatal.
Roberto Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo

Roberto Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo

Los fraudes no se iniciaron con el descubrimiento y afectación multimillonaria a Banamex y su corporativo internacional, que hoy reclaman haber sido víctima de documentos apócrifos de la paraestatal Pemex ¡Esto no es nuevo!
En Bancomex, Yánez obtuvo un crédito de 23 millones de dólares mediante el mecanismo de usar estimaciones sobre futuros pagos de Pemex y, al ser descubierto, negoció con el pago del préstamo y el perdón de la institución bancaria.
Francisco Labastida Ochoa.

Francisco Labastida Ochoa.

El apoyo desde Los Pinos, así como su fuerte amistad con ascendente Juan Camilo Mouriño llevaron a Yánez a cometer similar atraco contra el Banco Interacciones,  del que, con el mismo mecanismo, obtuvo un crédito de 20 millones de dólares. Al ser de nuevo descubierto, gracias a sus influencias y a sus abogados del despacho de Diego Fernández de Cevallos  y del ex procurador Antonio Lozano Gracia, logró  negociar con el dueño de Interacciones , Carlos Hank González (nieto del profesor),  y del no menos poderoso Roberto González Barrera.
Bien posicionado en los negocios globales del petróleo y en el tráfico de influencias, el grupo enfrentó su propia lucha interna entre los afanes esquizofrénicos de Marta Sahagún por ser sucesora de su segundo marido -alimentados por los cultivos de Elba Esther Gordillo- y las ambiciones de Santiago Creel Miranda, mientras  los hankistas pretendían recuperar Los Pinos y los jefes del Partido Popular español veían en el siempre fiel y tierno adepto del clan Mouriño, Felipe Calderón Hinojosa, al más idóneo aspirante en 2006.
Este pasaje de nuestra política es muy importante para entender las razones de los eventos que hoy nos ocupa. Recordemos que, como presidente del PRI, Roberto Madrazo quería como candidato Estado de México al hijo del profesor, mientras que el gobernador Arturo Montiel -también aspirante a la presidencia- por Enrique Peña Nieto.
La batalla fue tan dura que requirió un operador tan eficiente como el ex gobernador de Campeche, Rafael Rodríguez Barrera. Éste  trató de concretar la nominación de Hank Rhon, pero
Salvador Allende.

Salvador Allende.

la resistencia de Montiel generó que, en uno de esos juegos donde se apuesta a la “democracia interna”, el mítico Manuel Garza González El Meme, les ganara la nominación con pases de magia y alquimia solamente posibles en nuestra singular capacidad de hacer del ilusionismo político  una realidad.
El enemigo a vencer fue entonces Andrés Manuel López Obrador  y en estos afanes Enrique Peña Nieto logra un triunfo sin sobresaltos en el Estado de México, mientras Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo libran su propia guerra de deslealtades e intereses personales.
En el imaginario regional y nacional sentó reales la convicción de que  se movieron millones de pesos para llevar a la presidencia a  Felipe Calderón, confrontado  con Fox y de que, con la vista puesta en negocios petroleros, el patriarca Carlos Mouriño Atanes imponía le como “hombre fuerte” a su hijo Juan Camilo.
No se pueden entender las posteriores acciones dentro de Pemex, cuando antes de entregar el cargo de director  Luis Ramírez Corzo  ordena reservar por un periodo de 10 años los expedientes de la ignominia y despide a todos los abogados que, desde la época de César Nava, operaron  la impunidad de Oceanografía.
Todavía se recuerda cuando el propio Ramírez Corzo, en 2005, ante varios diputados federales  juró que nunca había tenido alguna relación con Oceanografía ni con los hijos y el hermano de Marta Sahagún.
Daniel Francisco Cabeza de Vaca Hernández.

Daniel Francisco Cabeza de Vaca Hernández.

Desde entonces, ya nadie podía `parar el poder de Oceanografía del grupo Energético del Sureste. En la paraestatal, más tarde, Jesús Reyes Heroles González-Garza pasaría como un figura tan decorativa. Es que todo en el gabinete legal y ampliado  se movía por medio del Jefe de la Oficina de la Presidencia, Juan Camilo Mouriño. En el sureste -desde Yucatán de los Patrón Laviada, hasta Tabasco de Madrazo Pintado- no se movía un centavo oficial sin aprobación del predilecto presidencial.
Por eso, la muerte del delfín Juan Camilo resultó es el golpe patológico nunca superado por el abatido Calderón que, sin  confiar en nadie más, ve perder el cronómetro de la sucesión y en sus tormentas mentales de mezquindad y difidencias se enfrenta de nuevo a su partido.
El clan Mouriño, por medio de la señora Gelly Atanes Blanco de Mouriño, decide nombrar el candidato por dedazo  de ultratumba a quien hubiera designado su hijo  en la personaa de Ernesto Codero Arrollo, quien, dentro de la SHCP, había trabajado eficientemente  para tapar todas las corruptelas de Oceanografía y ESGES.
Si bien Josefina Vázquez Mota ganó la elección interna de su partido, sus principales enemigos estaban dentro del PAN, mientras que Peña Nieto, buscando la nominación dentro del PRI, había doblegado a Manlio Fabio Beltrones, y se enfrentaba a Los Pinos, desde donde se intentaba crearle conflictos con la detención de Jorge Hank Rohn.
Gabino Fraga.

Gabino Fraga.

Ya siendo Peña Nieto  presidente electo, durante una gira por Campeche, acompañado por la madre de Juan Camilo, en  la  Isla  del Carmen quien esto escribe observó cuando un grupo de destacados empresarios petroleros panistas buscó estar cerca de mi mesa y en voz alta alardeó: “Nos acaba de decir La jefa Gely, que LIPE  ya dio instrucciones a Enriquito para que no cambie absolutamente nada dentro de las cosas de Pemex para no afectar nuestros negocios. Es parte de las condiciones para que pueda protestar como presidente. Tenemos a Televisa  de nuestro lado. Después de Peña va Ernesto Cordero, es la condición o lo tronamos en la marcha.”
La detención de la intocable Elba Esther Gordillo y su enorme poder político reducido a una celda fría; la captura impensable del “Chapo Guzmán; el fin de la impunidad de los apellidos Azcárraga en Mexicana; el fraude pendiente de investigar en la UNACAR, donde se involucran 16 gobernadores (atrincherados en la Conago), Pemex y la SEP; la salida del poderoso Carlos Morales Gil de Pemex Exploración y Producción; el caso Oceanografia con sus nexos y abusos de poder, son apenas la punta del Iceberg de 18 años de inmoral rapiña y endeudamiento.
¿Tendrán el valor y la entrega los  colaboradores del Presidente Enrique Peña Nieto para seguir adelante o estarán pensando en proyectos personales de corto y mediano plazo?
¡Ya veremos! pues esta historia apenas está empezando

Latest posts by Enrique Pastor Cruz Carranza (see all)


Related Articles

El maíz: Símbolo imprescindible de la patria mexicana

CARMELO GALINDO LÓPEZ “Cómo entender a México sin… el maíz, el maguey, el nopal y el sombrero…”. Cuestiones de soberanía y

Sandino, a 80 años de su muerte

GUSTAVO ESPINOZA M.*   En la embajada de la Nicaragua Sandinista en Lima, tuvo lugar una emotiva y muy concurrida

Certamen Nacional e Internacional de Periodismo 1952 – 2014

Juan Carlos Sánchez Magallán, jurado calificador; Yuri Serbolov, jurado calificador; Alexander Luchaninov, Rusia Today; Juan Amael Vizzuet, jurado calificador; Diego