Breaking News

  • No posts were found

Nos diste el petróleo; te damos a El Chapo

Nos diste el petróleo; te damos a El Chapo

LA CAPTURA DEL JEFE del Cártel del Pacífico, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, es -a primera vista- un gran éxito del gobierno priista de Enrique Peña Nieto. Sin embargo, ni desarticula a esa organización criminal, ni significa que la sociedad mexicana haya triunfado sobre el consumo de drogas. 

Gobernador de Chihuahua: Con estos amigos…

Es cierto: El Chapo estuvo prófugo del 19 de enero de 2001 hasta el 22 de febrero de 20013; es decir, 13 años con un mes y tres días. También, que logró burlar la ley durante casi todo el sexenio de Vicente Fox Quesada y durante el período completo de Felipe Calderón Hinojosa, ambos de extracción panista.
El que Guzmán Loera haya sido atrapado por la nueva administración priista pareciera marcar una diferencia; pero no es así. Nuestras razones para afirmar lo anterior son las siguientes:

1. Los gobiernos de Fox y Calderón dejaron conducir su política de seguridad interna por dependencias norteamericanas como la Agencia Antidrogas (DEA), la Agencia de Control de Armas, Alcohol y Tabaco (ATF) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA). El de Peña Nieto consiguió la detención del Chapo Guzmán gracias a la información que le suministraron agentes de los Estados Unidos, como lo reconoció el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

2. El gobierno de Estados Unidos tuvo siempre en la mira al hoy detenido líder del Cártel del Pacífico. Tan es así que éste se benefició de armas provenientes de la Unión Americana y que fueron introducidas ilegalmente a nuestro país, por agentes de la ATF, como parte del operativo Rápido y Furioso.

3. Los dos presidentes panistas fueron sumisos a la Casa Blanca, a cambio de gozar de su reconocimiento y apoyo. Fox firmó el Acuerdo para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), que tácitamente colocó a México dentro del Comando Norte del Ejército de los Estados Unidos. Calderón, por su parte, firmó la Iniciativa Mérida, a propuesta de Washington, que entregó el manejo de la seguridad interna a los agentes estadounidenses.

4. La Procuraduría General de la República pudo confirmar la captura del Chapo Guzmán 48 horas después de concluida la Cumbre de Líderes de América del Norte, que se llevó a cabo en Toluca, y  sirvió para que jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, elogiara las reformas estructurales impulsadas por Peña Nieto,  que ceden el petróleo y el gas de México a la seguridad energética de los Estados Unidos. Dicho de otra manera: “Nos diste el petróleo, te damos a El Chapo”.

5. Tan no se puede entender la captura de Guzmán Loera sin la participación fundamental de los Estados Unidos, que fue la agencia de noticias Associated Press la que informó primero que nadie, de la detención, con base en la declaración anónima de un funcionario “de alto rango” de la administración Obama. Otro dato confirma nuestra hipótesis: La primera foto del capo, ya capturado en Mazatlán, Sinaloa, a las 6:40 de la mañana del sábado 22 de febrero, la difundió -pocas horas después- el New York Times, en su página de Internet.

6. La detención de Guzmán Loera no liquidará al Cártel del Pacífico, que tiene otra cabeza visible: la de Ismael El Mayo Zambada, a quien, por lo demás, le han privado de lugartenientes cercanos.

El Mayo perdió a Jesús Peña, alias El 20, 48 horas antes que detuvieran al Chapo, y a Mario Hidalgo Arguello y Mario López Osorio, el 18 de febrero. Sus tres lugartenientes fueron ubicados y asegurados en Culiacán, Sinaloa.

A la lista anterior se debe agregar el nombre de Rodrigo Aréchiga Gamboa, alias El Chino Ántrax, quien fue capturado el 30 de diciembre de 2013, en Holanda. Este sujeto era el jefe de seguridad del Mayo Zambada y su lugar había sido ocupado por El 20.

Los de la Conago se curaron en salud.

7. Es de esperarse una reacción violenta del grupo criminal de Guzmán Loera y Zambada, porque su estructura está prácticamente intacta. Cayó el principal mando, pero sigue libre el segundo.

8. La fuerza de El  Chapo Guzmán y del Mayo Zambada, y la de los demás cárteles, no puede entenderse sin la complicidad y protección de gente poderosa de la política y la economía, tanto de México como de otros países. Mientas no se les detecte, procese y sentencie, las cabezas visibles de las organizaciones criminales pueden cambiar, sin afectar su funcionamiento.

9. Es muy vistoso el capturar o abatir a los capos; pero es más afectivo destruir sus redes financieras. A los delincuentes -y en especial a los de alto calado, para usar una palabra que está de moda- les duele más perder dinero, que perder gente. Así de sencillo. En cuanto a este segundo aspecto, poco o nada se ha hecho. La ingeniería financiera de los cárteles parece estar intacta. (Y decimos parece, porque no nos han demostrado lo contrario.)

10. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró durante la Cumbre del Sistema de Integración de Centro América (SICA), llevada a cabo los días 3 y 4 de mayo de 2013, en San José de Costa Rica, que la prioridad, ahora, para su país, será la seguridad energética de la región. El mensaje fue muy claro: El tema de la seguridad pasará a segundo plano. Ello implicará dos cosas:

a) La paulatina despenalización del consumo de drogas. Con ello, los capos perderán importancia. Pero los consumidores -en este caso, los mexicanos- la seguirán recibiendo, incluso de proveedores estatales.

b) El que Estados Unidos controle el petróleo del continente americano. (El de México y Canadá, ya lo tiene; el de Venezuela y Brasil, no.)

Conclusión:

Por eso vino Obama a México: a dar las gracias por la Reforma Energética de nuestro país, diseñada para la seguridad energética de EUA. Su manera de agradecer fue dando la información para la captura de El Chapo Guzmán. Peña Nieto -según los cálculos de la Casa Blanca y de Los Pinos- recuperará popularidad y Obama ganará fuerza, con miras a las elecciones intermedias del 2015, que renovará la mitad del Senado y la totalidad de la Cámara de Representantes.

Estos comicios apuntarán a la elección presidencial del 2018, en el vecino país del norte. Dicho en palabras sencillas: “Nos diste el petróleo; te damos a El Chapo”. De todos modos, el gran perdedor será México.

@JorgeSantaCruz1

jlsc.ua@gmail.co

Latest posts by admin (see all)


Related Articles

Objetivo de EU en Ucrania: Cambio de régimen

LA APARICIÓN EN YOUTUBE DE UNA CONVERSACIÓN interceptada entre la responsable del Departamento de Estado para asuntos europeos Victoria Nuland y el

Zedillo y algunos más No sólo el ferrocarril Cuatro lustros después

DE MIGUEL DE LA MADRID a Enrique Peña Nieto, cuando menos, todos los inquilinos de Los Pinos han estado al servicio

Edición 316

About Latest Posts admin Latest posts by admin (see all) Edición 316 – Abril 10, 2014 LXXXV Aniversario del PRI